Nada Personal

Gali: el futuro tendrá su propio tiempo

Poner en el centro de su gobierno a los ciudadanos, servir a la sociedad y continuar con un gobierno de proximidad cercano a la gente, confirmó el carácter ciudadano del presidente municipal de la ciudad capital, José Antonio Gali Fayad.

En las frases para reiterar su compromiso con los ciudadanos como la razón  de ser de su gobierno, Gali pone énfasis en su perfil como un gobernante ciudadano, sin militancia partidista.

Postulado por el PAN y otros partidos firmantes de la coalición Puebla Unida, el alcalde mantiene ese carácter ciudadano, lo que le convierte en un fenómeno político que concita consensos.

Hábil políticamente como es, el presidente municipal le salió al paso a cualquier precipitación al subrayar que “el futuro tendrá su propio tiempo” y está “concentrado en el presente”.

Ningún partido político se atreve a hacerle manita de puerco para obligarlo a firmar ante un notario público que no dejará la alcaldía para postularse a otro cargo, como le ocurrió a la entonces presidenta Blanca Alcalá Ruiz.

Pese a los ensayos para hacer frente al acto oficial, el ex secretario de Infraestructura del gobierno estatal no perdió su naturalidad.

El aprendizaje en la campaña y en el ejercicio del gobierno con permanente contacto con la gente le ayuda a dominar la tribuna para lograr un cierre de lectura del informe con un mensaje político entre líneas, con un énfasis puntual en cada frase.

No obstante el edil es un hombre directo y sincero que no recurrió a las metáforas para ubicarse en la perspectiva por acceder a la gubernatura, en cualquiera de las circunstancias, pero prefirió insistir en el presente porque los resultados serán la principal carta de presentación.

Por naturaleza Gali Fayad es un político y gobernante ciudadano con capacidad para sumar respaldo de quienes militan o dirigen los principales partidos políticos en el estado.

Para la “mini” o no, el presidente municipal de la ciudad capital ya es una carta fuerte y quienes aspiran a la nominación para el mismo cargo entenderán que tendrán a un fuerte rival con altos índices de aprobación.

pablo.ruiz@milenio.com