Nada Personal

Gali, alcanzado por el futuro

Puebla capital está en la ruta de una ciudad modelo, lo que se ha hecho en dos años con Antonio Gali Fayad de la mano con el gobierno del estado, simplemente no tiene parangón, pero claro que le falta para ser una ciudad modelo.

Sin embargo, para dos años de la administración de un alcalde ciudadano sin partido, pero respaldado con la principal fuerza partidista, el Partido Acción Nacional, los avances son perceptibles, con impacto metropolitano.

Aquel compromiso de "afuera hacia dentro" en las políticas públicas, es decir de la periferia (colonias, comunidades y juntas auxiliares) al centro de la ciudad, le queda a deber a los habitantes de la capital del estado.

Si bien dos años son pocos para abatir rezagos, los factores socio económicos no dependen de la voluntad de un conglomerado municipal, como ocurre con el empleo, el poder de compra y el crecimiento económico.

Empero procurar la calidad de vida de los gobernados a través de la eficiencia de los servicios públicos si está a la mano de los gobiernos municipales, es su obligación.

Así ocurre con la movilidad urbana al introducirse las ciclo vías, reorganizar el transporte, mejorar los servicios de salud y espacios educativos, así como el abatimiento de los índices de inseguridad pública.

De los 18 compromisos que presume Gali haber cumplido, es lo menos que se merecen los ciudadanos porque con ello se empieza a pavimentar el camino a los cambios profundos.

Las prácticas sanas como la transparencia, eficiencia en el manejo financiero sin endeudarse e incluir las contralorías sociales en la obra pública, son los mejores ejemplos a seguir.

Rescatar las riquezas culturales, históricas y arquitectónicas es moralmente lo correcto para un gobierno municipal que rescata para las generaciones actuales y venideras el patrimonio de los poblanos.

Un alcalde funcional que con dificultades lee el libro vaquero, aunque lo presuma con orgullo el gobernador "Bronco" Jaime Rodríguez, solo se han convertido en un lastre para las ciudades que gobiernan.

Presume Gali Fayad que el futuro lo alcanzó como un orgulloso poblano como lo es, ahora veremos de qué está hecho para transformar a los 217 municipios del estado, en menos dos años.

pablo.ruiz@milenio.com