Nada Personal

Gali en Canoa, ¿el Lula poblano?

Más que una competencia para demostrar quién está al lado de los pobres, entre el programa federal de solidaridad salinista en la versión Cruzada Contra el Hambre y el estatal de abatir el rezago social, lo relevante es medir el éxito de las políticas públicas.
En esta pelea de arrebatarse las banderas para abatir la pobreza, el gobierno de Antonio Gali Fayad estará este día y hasta el sábado en la junta auxiliar de San Miguel Canoa.
Despachará el munícipe en una comunidad abandonada y condenada por el cura anticomunista de la década de los sesenta, pero la peor maldición es la fallida política gubernamental, y no es de ahora.
Defensores de sus tradiciones, costumbres y lengua originaria, los habitantes de esta comunidad sobreviven en completo rezago social, sin una protección a su cultura indígena y mucho menos en servicios públicos básicos.
Es todo un reto para Gali Fayad ofrecer resultados como lo prometió en la toma de protesta como presidente municipal, al poner en el centro de proyectos del gobierno el abatimiento de la pobreza, principalmente en la periferia de la ciudad capital, en las juntas auxiliares, para empezar.
No deberá limitarse la presencia del alcalde y su gabinete con la instalación de escritos de atención ciudadana en la plaza pública de la junta, es un acto de gobierno para enviar un mensaje del rumbo de la política social.
Gali y su equipo de colaboradores saben muy bien que posterior a su visita de tres días a esa comunidad no se resolverán en automático los problemas para dejar de ser menos paupérrimos.
La política social del gobierno municipal de la capital del estado si acaso influirá en mejorar los indicadores, pero no podrá revertir de fondo el fenómeno.
Como San Miguel Canoa, existen otras juntas como San Andrés Azumiatla y La Resurrección, de las mismas características indígenas y de pobreza, pero esta misma problemática existe en distintos puntos de la periferia urbana, con ciudades perdidas, de cartón.
La ambiciosa empresa que se ha propuesto Gali Fayad, similar o igual a la atención a las favelas en Brasil por Luiz Inácio Lula da Silva. Lo de Canoa es apenas un pasito, y merece un reconocimiento.