Nada Personal

Ex munícipes, en la impunidad

La Auditoría Superior del Estado de Puebla (ASE) citará a comparecer a la expresidenta municipal de Chilchotla, Herminia Jimarez Martínez.
Deberá responder por la realización de obra pública hechiza y compra de bienes a precios inflados, con recursos del Ramo 33.
Gerardo Guzmán Tenorio, titular de la Unidad Consultiva, de Atención a Quejas y Acceso a la Información de la Auditoría Superior, admitió pruebas presentadas por exfuncionarios, exregidores y ciudadanos, de acuerdo a la Queja Número Q-02/2014.
La exalcaldesa de extracción priista y financiadora de las campañas del PAN en la región serrana pagó, por ejemplo, un predio en 400 mil pesos y reportó en la cuenta pública la erogación de un millón de pesos.
Construyó un puente vehicular sin autorización del Cabildo de Chilchotla en la comunidad de Tlamoloaxtla en el vecino municipio de Quimixtlán, obviamente no pertenece a esta demarcación.
Herminia Jimarez seccionó una obra pública para la colocación de concreto hidráulico en la calle principal de Chilchotla sin licitación de por medio y mediante asignación directa, obra que dejó inconclusa.
Al descubierto el cúmulo de anomalías en la recta final del trienio, destituyó a los titulares de la Tesorería, Secretaría General y la Contraloría, marginando al Cabildo de esas acciones.
Una parte de los bienes de la presidencia municipal fueron embargados debido a múltiples deudas, ante la complacencia del edil entrante del PT, Valentín Medel.
Las pruebas documentales están contenidas en "56 fojas útiles", donde aparecen diversos oficios, fotografías y demás documentos probatorios de acuerdo a la Ley de Fiscalización Superior y Rendición de Cuentas para el Estado de Puebla.
La exalcaldesa priista presume la protección de funcionarios de la PGJE, de la SGG y de la Comisión Inspectora del Congreso local, por mediación de un tercero. ¿Qué favores le deben para otorgarle la presunta impunidad?