Nada Personal

Emparejan tablas en el Congreso

El Congreso local se ha convertido en la caja de resonancia del choque de proyectos e iniciativas en las decisiones relevantes en el estado.

Entre los partidos de la coalición Puebla Unida y el PRI en la Legislatura se han emparejado las tablas, posterior a la blanqueada que se había anotado el priismo con el asunto de las juntas auxiliares y la Ley de Uso de la Fuerza, esta última con el invento mediático de la “Ley bala”.

Para emparejar las tablas, el bloque de Puebla Unida le bajó al PRI del proyecto de la agenda legislativa la propuesta de la eliminación de las candidaturas comunes en la legislación de la materia.

Le siguió un empate con la designación de dos cargos administrativos por la Junta de gobierno: Comunicación Social, con Norberto López Zúñiga y en la Dirección de Servicios Legislativos, Joaquín Maldonado.

Ayer fue el desempate. Se precipitó la aprobación de las reformas de la Ley del Transporte porque la dirigencia estatal del PRI de Pablo Fernández del Campo ya había preparado la asonada.

Concesionarios entre los cuatro mil beneficiados durante el gobierno marinista, se manifestarían este miércoles en la sede del Poder Legislativo para reventar la sesión e impedir la aprobación de las enmiendas a la Ley del Transporte.

Poquitos pero ruidosos, era el escenario para un partido de oposición que teniendo en bandeja de la plata la presidencia de la Junta de Gobierno y Coordinación Política del Congreso, supo como ejercerla con Víctor Manuel Giorgana Jiménez.

Todo indica que la mayoría coaligada (PAN, PRD, Panal y PCC) en el Congreso local ha entendido cómo en la democracia se ejerce y gobierna con la mayoría.

Las reformas a la Ley del Transporte es relevante porque la enmienda pone en riesgo la posesión de una concesión en el transporte público de pasajeros que históricamente ha servido como recursos clientelar y para favorecer negocios como los de Sergio Galindo, otrora propietario de 31 concesiones de la Ruta Bicentenario.

El Congreso local le “pone dientes” a la Secretaría del Transporte con las reformas a la ley en la materia, con parte del fondo para reencauzar o enderezar el servicio del sistema del transporte articulado, conocido como RUTA.

En ciudades como la de México el servicio de Metrobús es exitoso y viable, por qué no lo podría ser en la zona metropolitana de la ciudad de Puebla.