Nada Personal

Emergencia económica

De esas visitas anuales a Casa Puebla, residencia oficial del titular del Ejecutivo, el gobernador Rafael Moreno Valle en alguna ocasión mostró a este reportero el salón o "cuarto de crisis" donde sesiona con los secretarios del gabinete.

Me imagino que en este salón o cuarto de crisis, al igual que en los pasillos de la residencia oficial, habrá un intenso movimiento por la emergencia económica en el estado generado por el escándalo en la empresa Volkswagen, al manipular las emisiones de gases de los autos.

Serán muy secretas o discretas las reuniones de alto nivel, pero nada se sabe de las reuniones de emergencia –porque supongo serán ya varias- del "gabinete económico" para encarar la crisis en la industria automotriz.

Ayer el gobernador Rafael Moreno Valle, al participar en el panel "Logrando un Crecimiento Sostenible en la Adversidad: Casos de Éxito" del Foro de Crecimiento Estratégico que organiza Ernst & Young, explicó el "qué" de los hechos conocidos en el consorcio alemán e informó que ya "trabaja en estrategias que diversifiquen la actividad económica y reduzcan el impacto para las familias poblanas", pero se reservó –espero que para un mejor momento- el "cómo" hacerlo.

Las repercusiones para la economía poblana derivadas de la gravedad de la crisis en la firma alemana no son menores, por lo que no debe quedarse como un asunto de "gabinete económico", si existiera, por lo que debe incluirse a los sectores productivos, a las universidades y expertos.

Los dirigentes empresariales agrupados en el CCE pueden demostrar ahora que no sólo sirven para ser compañías de Tours de "negocios" a Panamá, seguro preferirían una mesa de análisis con el gobierno, economistas y universidades para hallar la fórmula de blindaje a la economía local.

El sector de autopartes y la firma Volkswagen estarían bien representados por la Canacintra y la Coparmex al lado de Fernando Treviño, con la participación del resto de cámaras empresariales.

"Puebla podría comenzar a desarrollar una política de sustitución de importaciones para dar a la industria los insumos que se necesitan".

"Si tenemos 300 mil millones de dólares en exportaciones, de los cuales, 80 por ciento son manufacturas y 80 por ciento de las importaciones que son también 300 mil millones de dólares que son insumos de esas manufacturas ¿por qué no sustituir las importaciones?, basados en una política industrial que ayude en ese sentido", así lo propone Enrique Cárdenas, del CEEY.

Si esta es una propuesta seria, valdría la pena que el ´gabinete económico´ escuche todas las opiniones de sectores y expertos en una mesa de emergencia económica. No lo cree usted.

pablo.ruiz@milenio.com