Nada Personal

División y ausencias, el colofón

Eduardo Rivera Pérez registró un lleno total en el auditorio del Complejo Cultural Universitario donde rindió el tercero y último informe.
Fue tan notoria la asistencia de cientos de panistas y ciudadanos como las ausencias de personajes como gobernador Rafael Moreno Valle, el presidente electo José Antonio Gali Fayad y el líder nacional del PAN, Gustavo Madero.
La inasistencia del mandatario y del alcalde electo motivó el cuchicheo entre los asistentes al informe y la comidilla en la sobremesa durante la cena de los invitados foráneos.
¿Dónde está el gobernador?, se cuestionaban en gayola –donde me asignaron lugar las acomodadoras-.
A la misma hora del inicio del acto oficial en el CCU, el mandatario estatal concluía una comida en la Ciudad de México con el presidente del CEN del PAN, Gustavo Madero Muñoz.
La división local y nacional del panismo se trasladó al ámbito de la función pública en un acto oficial de informe de labores.
En el auditorio se hizo sentir la presencia sólo de una facción en pugna: Josefina Vázquez Mota, Ernesto Cordero Arroyo y Juan Manuel Oliva Ramírez.
De la línea dura se hizo también presente la secretaria General del CEN, Cecilia Romero.
Otras ausencias desdibujaron el acto oficial, aunque no necesariamente se les extraño: los expresidentes municipales Blanca Alcalá Ruiz y Mario Marín Torres. Vaya.
Quien la pagó fue el regidor electo de Puebla Unida, Ángel Trauwitz Echeguren.
El exsecretario de Turismo acudió en representación del presidente electo Gali Fayad y le asignaron un lugar preferente: a gayola. Se regidor se mostró molesto por el maltrato.
Rivera Pérez hizo alusión en su discurso a las “piedras en el camino”, una pedrada que tuvo destinatario y la sola mención le ganó aplausos de los suyos.
Con los resultados los ciudadanos decidirán si me retiro; al concluir mi mandato me voy a la trinchera como ciudadano, subrayó en tono de reto el presidente municipal Eduardo Rivera Pérez que lució sonriente, en momentos bromista, con un discurso en la primera persona para referirse a los ciudadanos, como en campaña.