Nada Personal

Desaceleración frenan a VW

El estancamiento económico en la Unión Americana ha prendido los focos amarillos en la industria automotriz local por el ajuste en producción y exportación de la firma alemana VW.

De acuerdo al reporte de asociación de los industriales, la baja en la producción se establece en 9.9% y 12.12 en las exportaciones, con una evidente reducción en la fabricación de unidades.

Los datos proporcionados por la AMIA si bien preocupan a los sectores involucrados en el sector, están lejos de aquellos tiempos de “ajuste” que obligó a la armadora a implementar paros técnicos.

Se trató entonces de una economía recesiva en el vecino país del norte que causó severos estragos a la economía mexicana, pero en particular a la industria automotriz.

En la actualidad, con la combinación del estancamiento en EU y la desaceleración de la economía nacional que refleja las proyecciones del crecimiento del Banco de México y la Secretaría de Hacienda para este 2014, tendrá efectos negativos en el sector automotriz.

El efecto dominó tendrá una de sus primeras manifestaciones en el sector de autopartes con la proveeduría a la marca alemana y al resto de firmas que tienen como principal mercado a Norteamérica.

El líder de Sindicato Independiente de Trabajadores de la Industria Automotriz Volkswagen, Antonio Flores Trejo, advirtió de manera muy anticipada las complicaciones de la revisión salarial con los directivos germanos.

Un “coletazo” de la estancada economía estadounidense ya afecta las expectativas de mayor crecimiento y cumplimiento de las metas de producción y exportación, entorno siempre favorable para una de las partes en la imposición de nuevas condiciones salariales y de prestaciones.

La medición del costo por el ajuste a la baja de la producción y exportación no se limita al ámbito de las negociaciones obrero patronales en la planta armadora, se extiende al sector de autopartes y el impacto es expansivo a la economía regional de los estados Puebla y Tlaxcala.