Nada Personal

Delinquir al alba en vía Puebla-Atlixco

Una nutrióloga oriunda de Tabasco y radicada en la capital del estado me compartió que la movilidad de sus conocidos para trabajar y vivir tiene como destino las ciudades de Puebla y Mérida, Yucatán.

Procedentes de entidades con altos niveles de violencia ligada al narcotráfico como Tamaulipas, Coahuila, Durango, Chihuahua, Sinaloa, Guerrero, Michoacán, Morelos, Oaxaca y Veracruz, ven en las ciudades de Puebla y Mérida, los lugares más seguros para vivir.

En las calles, viviendas, centros comerciales, cines, teatros, escuelas, centros recreativos, templos y tiendas de conveniencia, se sienten seguros y tranquilos.

En la ciudad de Puebla no se observan a policías uniformados portando armas de alto poder para resguardar la seguridad del negocio y los clientes, como ocurre en tiendas como Sam´s en Veracruz, por citar lo más cercano.

Es cierto que comparado con otras ciudades y estados los niveles de violencia y los índices delictivos en la entidad poblana son inferiores, muy lejos de vivir las persecuciones y balaceras entre grupos rivales, y de éstos con las policías y el Ejército.

Sin embargo quienes son poblanos o no y son víctimas de la delincuencia del fuero común y federales de alto impacto, no necesariamente piensan lo mismo.

Un grupo de trabajadores de una agrupación musical vivieron el pasado fin de semana, la madrugada del domingo 8, una pesadilla.

En plena carretera de cuota de la Vía Atlixco, a unos metros de la caseta de cobro, fueron abordados por un grupo de delincuentes que viajaban en convoy para robarles equipo de sonido e instrumentos musicales.

El grupo criminal los sometió a golpes con saña en el lugar, minutos antes de las seis de la mañana; les robaron el camión con la carga y el grupo de trabajadores fue obligado a abordar una camioneta de lujo con cristales polarizados para seguirlos apaleando, hasta arrojarlos en un predio de Tecali de Herrera.

Si llegan a buen puerto las investigaciones ministeriales y atrapan a la banda de delincuentes, la única pregunta que se hacen las víctimas es ¿quién vigila la Vía Puebla-Atlixco y qué mandos policiacos brindan protección a los delincuentes para delinquir  al alba? ¿Quién le está abriendo las puertas a los “malos”?

pablo.ruiz@milenio.com