Nada Personal

Cuarto informe de banderazo al 2018

Al gobernador Rafael Moreno Valle se le vio más adueñado del escenario para rendir el informe de gobierno, menos tenso y acartonado.

La confianza se la dan los números por los buenos resultados, acotó mi director cuando intercambiamos impresiones.

Pero sin duda el mejor ángulo del discurso del mandatario poblano es el enfoque nacional, tratándose de un potencial aspirante panista a la candidatura presidencial.

El contenido inicial del mensaje con motivo del cuarto informe de gobierno, y el remate, fueron contundentes: el llamado a un “pacto social” en el país y la urgencia de un “Estado moderno”; “México es nuestra causa compartida”.

Un mensaje que tuvo el mejor escenario por la importancia del informe y la composición y calidad de los invitados: gobernadores, empresarios, dirigentes partidistas, ex gobernadores, jerarquía católica, de las fuerzas armadas, rectores de universidades y representantes sociales.

No solo estaba blindado por vallas metálicas de seguridad, la logística y las modernas instalaciones del Auditorio Metropolitano, Moreno Valle estuvo bien protegido desde el inicio del informe con un video introductorio de contrastes que por sí solo arrancó aplausos de los asistentes.

El filo de sus palabras con enfoque nacional y los números duros de los resultados tangibles de las obras de infraestructura e indicadores que comprueban la trasformación gradual del estado en todos los  ámbitos, colocan al mandatario en la ruta política de sus legítimas aspiraciones.

Se trató de un informe de contraste de lo realizado en cuatro años contra los hechos por el sexenio anterior, “un sexenio por año”, presumió, pero que en imágenes las gráficas fueron demoledoras entre las disminuidas barras rojas del PRI y las exitosas barras azules del PAN.

La parte más humana –el éxtasis discursivo– de Moreno Valle fue la referencia al caso Chalchihuapan, un caso “doloroso” por el desenlace, pero firme en la “aplicación de la ley”.

El PRI se ausentó del informe impidiendo a sus diputados y senadores asistir al evento, como también ocurrió con la ausencia de marchas de protestas de los grupos con “intereses obscuros”, como lo refirió el mandatario.

En fin, que la culminación del día del informe sirvió para la presentación en sociedad de Maximiliano Cortázar Lara, el nuevo coordinador de Comunicación Social, el que más “fichó” en las mesas de los invitados a la comida realizada en las instalaciones del moderno Hospital del Niño poblano.

pablo.ruiz@milenio.com