Nada Personal

Contienda política, en buena lid

Al discurso del diputado panista Jorge Aguilar Chedraui con un llamado a superar diferencias, le siguió ayer la postura política del mandatario estatal Rafael Moreno Valle.

Durante una gira de trabajo en el municipio de Tepeaca, uno de los principales bastiones del PRI en el estado retenido en las elecciones locales del 2013, refrendó su compromiso de gobernar la entidad, “independientemente de diferencias ideológicas o partidarias”.

Adquiere relevancia el mensaje del jefe político en el estado porque ocurre justo al día siguiente de la presencia del líder nacional priista César Camacho Quiroz, quien cumplió con su papel como partido de oposición de cuestionar al actual gobernante y su política, sin ser beligerante.

Atestiguaron la postura política del gobernador el presidente municipal David Huerta Ruiz y el diputado local Sergio Céspedes Peregrina.

Moreno Valle parafraseó al General Miguel Negrete de quien recordó la frase del personaje histórico: “Yo tengo patria antes que partido”.

Exhortó el titular del Ejecutivo estatal a “trabajar juntos para construir un mejor estado y un mejor país”.

Tepeaca ha sido de los municipios donde la diversidad política y partidista no ha impedido para ejecutar diversos proyectos e inaugurar obras como el  Centro de Educación a Distancia y la Rehabilitación del Centro Escolar “General Miguel Negrete Novoa”.

El propio alcalde priista David Huerta reconoció que los siete meses que lleva la administración, se han invertido cerca de 100 millones de pesos en Tepeaca.

El mandatario de extracción panista utilizó un acto de gobierno para enviar un mensaje que atiende la posición del principal partido político de oposición, en el momento se han iniciado un proceso para reconciliar posturas políticas y dejar atrás el encono.

Una y otra fuerza política no cederá en su papel como principal actor partidista propia para acceder o retener el poder, de cara a las elecciones federales legislativas, irrenunciables, pero en una arena donde prive la urbanidad y una buena lid política.

pablo.ruiz@milenio.com