Nada Personal

Choque de trenes en el HGS

En la Secretaría de los Servicios de Salud del Estado se trabaja por mejorar los servicios hospitalarios, pero no se pueden tolerar actos fuera de la ley en perjuicio de los pacientes.
La advertencia es de las autoridades de salud en el estado quienes no están dispuestos a sentarse a una mesa de diálogo bajo la presión de un paro de labores, acto que califican como ilegal.
El tema está relacionado con un incipiente conflicto generado por el reclamo de los trabajadores de las condiciones en que se entregó la obra de mantenimiento en el Hospital General de Sur (HGS), pero nada tiene que ver con las relaciones laborales entre la Secretaría y el Sindicato.
Se trata de un grupo minoritario que siguen al médico Víctor Hugo Juárez, presunto delegado sindical, quien no acreditó su representatividad ni tampoco cumple con las funciones para las que fue contratado, aclaran en la SSEP al justificar el despido por abandono del empleo.
Admiten autoridades sanitarias que hay mucho por hacer y se aplican en todo el estado para ofrecer un mejor servicio médico, empero existen grupos como en el Hospital General del Sur que van en sentido contrario.
La situación en torno a un aparente conflicto entre la SSEP y el SNTSA podría salirse de cauce porque los trabajadores del HGS han programado un “paro de labores” al que han comprometido en asamblea al líder de la sección 25, Julio Alfredo García.
Sin una justificación jurídica como un emplazamiento a huelga por violaciones al contrato colectivo ante una autoridad laboral, a cargo de la dirigencia sindical titular del contrato, el realizar un “paro” de labores sólo pondría en riesgo el empleo de médicos, enfermeras y administrativos.
Alfredo García, a quien le atribuyen sus compañeros haber facilitado el despido del delegado sindical en el HGS, fue obligado por los sindicalizados a encabezar el “paro” de labores y él mismo fijó la fecha.
Diálogo y más diálogo, parece ser el camino para evitar que el conflicto escale.