Nada Personal

Chikungunya, en fase de control


De no ser por la intensa campaña del gobierno de la República a través de la Secretaría de Salud y las acciones preventivas del gobierno del estado, en México se ha evitado un verdadero problema de salud pública por la enfermedad del chikungunya.

Con la aplicación estricta de medidas sanitarias por el gobierno del estado con Salvador Escobedo Zoletto en la Secretaría de Salud, el daño es mucho menor al detectarse sólo cuatro casos autóctonos de esa enfermedad, los cuales no significan ninguna alerta epidemiológica.

En su reciente visita a la ciudad capital, Arnulfo Domínguez Cordero, Director de Medios Estatales de la Coordinación de Comunicación Social del Gobierno de la República, explicaba a un grupo de reporteros, que de no ser por la intensa campaña federal, el problema sanitario podría ser peor.

Pero no únicamente dependen de la campaña publicitaria el éxito contra el chikungunya, en la entidad poblana el cerco sanitario ordenado por Salvador Escobedo, ha permitido reducir el impacto.

El Sistema Nacional de Vigilancia Epidemiológica estaría notificando los primeros 4 casos autóctonos de esa enfermedad, los cuales, hay que destacar, no significan ninguna alerta epidemiológica.

Estos casos fueron detectados y muestreados en localidades que colindan con Oaxaca y Morelos, estados que tienen altos índices de enfermos de chikungunya.

Es importante destacar que la colaboración de los 42 municipios pertenecientes a las jurisdicciones de Izúcar de Matamoros, Acatlán de Osorio, Tehuacán, Huauchinango, Zacapoaxtla y Huejotzingo, que se localizan en el área de riesgo, ha permitido que en Puebla la transmisión del chikungunya se encuentre en fase de control.

Lo que se presenta en Puebla es mínimo, ya que hasta hace unos días sólo se tenía el registro de la presencia de casos importados y a diferencia de otras entidades como Guerrero, Oaxaca, Veracruz o Michoacán, en los que los números de enfermos son superiores al registrar más de mil casos cada uno.

Es importante que la población en general continúe colaborando con los gobiernos estatal y municipal y apliquen las cuatro recomendaciones: tapa, lava, voltea y tira para evitar y eliminar los criaderos del mosco transmisor del virus del chikungunya.

pablo.ruiz@milenio.com