Nada Personal

El 'Chiapasionate' de Zavala

A excepción de Enrique Doger Guerrero y Víctor Manuel Giorgana Jiménez, ex diputado federal y legislador en funciones, respectivamente, el resto de los 11 aspirantes no le dieron el sí a la senadora Blanca Alcalá Ruiz.

Esta circunstancia no permitió que saliera el "humo blanco" del viejo edificio en Insurgente Norte ni al presidente del CEN del PRI Manlio Fabio Beltrones salir al balcón para anunciar el "habemus" candidata.

El cónclave de priistas poblanos reunidos en la ciudad de México terminó en un documento general de compromiso de unidad en torno a quien resulte el candidato, pero nunca establece quién es el abanderado de unidad.

La lógica beltronista apuntaría a un anuncio de candidato de unidad en Puebla como lo venía logrando en las candidaturas de "unidad" en los estados de Tlaxcala, Veracruz, Aguascalientes, Zacatecas, Durango y Chihuahua.

De los 11 aspirantes a la candidatura del PRI a la gubernatura que asistieron a la reunión con la dirigencia nacional solo dos manifestaron su declinación en sus aspiraciones para adherirse a la ex alcaldesa poblana Alcalá Ruiz.

El resto, descartando también a la más fuerte aspirante, es decir ocho, no se unieron al pronunciamiento a favor del candidato único.

El ex diputado federal Javier López Zavala no solo no se unió a la suscripción de un documento de unidad, sino que un día posterior al encuentro se declaró en rebeldía al anunciar que se registrará como aspirante.

El 3 de febrero, en teoría, una vez emitida la convocatoria el 24 de enero, el CEN anunciaría el nombre del candidato o candidata a la gubernatura, pero López Zavala ya entró a retar a Don Beltrone, lo que no le augura unas semanas de tranquilidad al oriundo de Pijijiapan, Chiapas.

En contraste, Alberto Jiménez Merino ha optado por el tejido fino de la negociación política y hará el último esfuerzo, poniendo por delante el compromiso institucional de la disciplina a la última decisión del CEN.

pablo.ruiz@milenio.com