Nada Personal

Buenos servicios hospitalarios

En los Servicios de Salud en el Estado hacen falta oídos y ojos que escuchen y observen las necesidades del personal médico –entre enfermeras y médicos- para el desempeño de sus labores.
Lo mismo ocurre con los técnicos y encargados de los servicios administrativos de los centros hospitalarios.
Que familiares de pacientes exijan medicamentos, mejor y mayor atención en las diferentes áreas, más camas, medicamentos e instrumental, y mejor atención, pareciera justificado viniendo de voces externas.
Pero que los trabajadores en los hospitales de la SSEP hagan ver todas las deficiencias, de ninguna manera deben tomarse por los directivos de hospitales, centros de salud y clínicas con un afán de desestabilizar o restarle méritos a los realizado por este gobierno.
Manifestaciones de inconformidad por parte de los trabajadores como las expresadas en el Hospital General del Sur, sólo obedecen a esas condiciones complicadas para atender la demanda de múltiples servicios.
Los hospitales generales Norte y Sur atienden la demanda de servicios médicos no únicamente de los poblanos, a estos nosocomios acuden pacientes de diversas entidades de la zona sur sureste del país.
Los esfuerzos del gobierno del estado en la mejora de la infraestructura hospitalaria en la entidad, con millonarias inversiones, reconocidas por el gobierno federal, languidecen frente a la insuficiencia de personal, material diverso, medicamentos, camas, instrumental, etcétera.
El reclamo de los trabajadores de la salud es para mejorar, no para boicotear los servicios ni los resultados en la cobertura de salud.
No hay perversidad detrás de los reclamos de médicos, enfermeras, técnicos y administrativos; tampoco dolo al hacer observaciones de las deficiencias en las obras de mantenimiento en el HGS.
Una medida administrativa como el despido del médico Víctor Hugo Juárez Domínguez del Hospital general del Sur es como taparse los ojos y los oídos ante una realidad que tiene remedio para bien de los pacientes, trabajadores y los SSEP.