Nada Personal

Alemanes, únicos culpables de la crisis en Volkswagen

Sorprenden los agoreros del desastre con su capacidad de "análisis económico" para aprovecharse del escándalo de la empresa alemana Volkswagen por trucar un software, para repartir culpas e inventar escenarios de quiebra económica del estado.

Algunos, con afanes protagonistas por sus aspiraciones políticas del 2016, confunden el resultado del experimento con ratas de laboratorio a economía ligada a la industria automotriz.

La preocupante crisis por la que atraviesa la planta armadora, lejos de encontrar en los políticos alternativas para proteger el empleo frente a los altos costos sociales y económicos a la región, optan por sacarle "raja" politizándola.

Ahora resulta que de los previsibles efectos que tendrá la economía local y regional, el software tramposo utilizado por la firma automotriz, "es culpa" del gobierno en turno por no "diversificar" la economía.

De los juicios emitidos por los políticos "expertos en economía" y en "industria automotriz", lo menos que demuestran es oportunismo.

Respecto a los académicos de algunas universidades que critican severamente la ausencia de una política gubernamental para "diversificar" la economía, como cuestionamiento es válido, pero no proponen -ni lo han hecho- cuáles son los nichos de oportunidad para "diversificar".

La industria turística, los servicios, el comercio y desarrollo inmobiliario son otras de las actividades pujantes de la economía que se suman al sector manufacturero.

Tampoco ayudan para enfrentar la crisis de la firma automotriz alemana las declaraciones a la prensa del secretario recién nombrado en la Secotrade, José Cabalán Macari, al adelantar la aplicación de presuntos "paros técnicos" en la planta armadora, cuando ni siquiera es función de él anunciarlo, presuntos "paros" desmentido por los directivos de la armadora.

Si Cabalán además de ser titular de la Secotrade es responsable del proyecto Audi, flaco favor le hace a su jefe en el control de la crisis porque fue el único gobernante que dio la cara para generar tranquilidad y blindar el arranque de la producción de los autos de lujo en San José Chiapa.

En la crisis de Volkswagen por el escándalo del engaño, los únicos responsables son los directivos de la firma alemana, politizar la crisis con fines electorales, en nada ayuda para hacer frente a los días difíciles por venir para la cadena automotriz y la economía regional.

pablo.ruiz@milenio.com