Nada Personal

Alberto Jiménez y Mario Rincón, ¿el mano a mano?

El dicho popular adquirió ayer manufactura cenecista: ‘’la cuña, para que apriete, debe ser del mismo palo’’.

Así se refirieron a la presencia y peso político del delegado de la Sagarpa e integrante de la dirigencia nacional de la CNC Alberto Jiménez Merino frente a su homólogo en el estado, Mario Rincón González.

Ayer, en el Salón Social Arcadia, no precisamente se referían productores agrícolas y empresarios del sector a los cargos de los funcionarios públicos en los gobiernos federal y estatal, respectivamente, vinculado son la actividad agropecuaria.

Nadie lo expresó explícitamente, ni el encarado de la felicitación oficial por el cumpleaños del delegado ni por el propio festejado al agradecer la recepción, pero sí lo deslizó entre líneas.

Pero entre los invitados fueron recurrentes los comentarios en torno al futuro político de Jiménez Merino, de cara a la elección por la mini gubernatura donde se empieza a perfilar el secretario Desarrollo Rural, Sustentabilidad y Ordenamiento Territorial, Mario Rincón.

Y si Rincón González recorre la entidad con los programas agropecuarios, el delegado federal le aventaja en vueltas en la entidad con los programas federales en el sector, respaldado por la principal central campesina, la CNC.

“Servir, cultivar lo cosechado, estar al lado de los débiles y apoyar”, fueron las palabras de Alberto Jiménez Merino, agasajado ayer por  dirigentes campesinos de las Ligas de Comunidades Agrarias y de Sindicatos Campesinos, empresarios del sector y presidentes municipales.

Como secretario de Desarrollo Rural en los gobierno de Melquiades Morales Flores y Mario Marín Torres, a Jiménez Merino no se le conocieron festejos por sus cumpleaños como ocurrió ayer.

Al ex rector de la Universidad Autónoma de Chapingo lo acompañó el secretario General del CDE del PRI, Víctor Gabriel Chedraui, la dirigente estatal de la CNC y diputada local por Acatlán, Miritza Marcelo Marín; el delegado de Economía, Pablo Jiménez Concha, entre otros priistas.

El PRI se mueve y el sector campesino empieza convertirse en motor como una opción para abanderar la contienda en el 2006 porque a Jiménez Merino si lo conocen en el estado.