Nada Personal

Abdala, el nepotismo de Bartlett en Morena


Los ex comunistas y militantes de izquierda tienen un verdadero problema en el partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena): los priistas Manuel Bartlett Díaz y José Juan Espinosa Torres.

Experto en la perversidad política, el senador "poblano" por el Partido del Trabajo, Manuel Bartlett Díaz, acusó al ex candidato a gobernador de Morena, Abraham Quiroz Palacios, de que fueron "morenovallistas" y "ex comunistas" quienes le operaron la campaña electoral por la gubernatura.

Fiel a su estilo priista, el ex secretario de Gobernación federal y ex gobernador inyecta veneno a los contrincantes políticos para allanarle el camino en el 2018 al orgullo de su nepotismo: el diputado federal Rodrigo Abdala, el "sobrino".

El otrora operador de la caída del sistema para robarle el triunfo al ingeniero Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano se comporta como dueño de la franquicia de Morena en Puebla, adquirido por el mercader de la política partidista, el tabasqueño Andrés Manuel López Obrador, lo que le da poder para descalificar a los militantes.

Es una verdadera infamia por parte de Bartlett Díaz acusar a Quiroz Palacios de haber estado relacionado con el "morenovallismo".

Peor todavía el agravio al ex candidato a gobernador de Morena, acusarlo de que le operaron la campaña "ex comunistas".

Pues ya nada más falta que el otrora secretario de Gobernación persiga a los comunistas de Morena, como lo hacía durante el sexenio de Miguel de la Madrid Hurtado contra los dirigentes sociales.

Si están proscritos por Bartlett Díaz los "comunistas" en el Partido Morena de Puebla, vendrá entonces la purga y la persecución, porque al parecer este partido sólo es para los priistas como él y José Juan Espinosa Torres.

El ex candidato a gobernador Abraham Quiroz Palacios decidió levantar a voz y revelar de quién es la mano que mese la cuna del Partido Morena en Puebla, una mano tenebrosa de la extensión del vetusto priismo que persiguió y encarceló a los dirigentes sociales de izquierda.

pablo.ruiz@milenio.com