Nada Personal

AECO, empresarios congruentes

La empresarios constructores, por lo menos los poblanos afiliados a la Asociación de Empresas de la Construcción (AECO), no se han ido del estado.

Lo que ganan en otras entidades ocupando una buena cantidad de mano de obra, lo gastan aquí.

Si son contratados por empresas privadas y del sector público en otras  partes del país, seguramente cumplen con los estándares de calidad.

AECO, y otras pequeñas agrupaciones del sector, pero principalmente AECO, han sido marginados en el estado de la obra pública.

Al inicio de la administración pública muchas de las empresas  afiliadas a esta Asociación estaban en la llamada “lista negra”.

Tuvieron más obras los “periodistas constructores” (“empresarios” de Lap Top) que los constructores con planta instalada y capacidad financiera sólida para cumplir con las bases de las licitaciones.

Muchos de los hombres de negocios del sector de la industria de la construcción cometieron el “pecado” de haber optado por otra alternativa partidista.

El castigo de la “lista negra” se trasladó hasta los propios profesionistas, técnicos y obreros que laboraron en las empresas constructoras durante el sexenio anterior, estaban “fichados”.

Con un rasero metieron a los empresarios constructores en un mismo costal cuando los beneficiarios reales de la obra pública del gobierno estatal y de la UAP eran contados con los dedos de la mano, con claros vínculos de “bisnes” con sus contratantes.

“De este modo, en el sector de la construcción, los números no nos favorecieron sino hasta el final del año; y nuestro sector se distinguió por la falta de crecimiento y la incertidumbre de los pronósticos financieros”, declaró Javier García Ángeles, presidente del organismo poblano.

Y agregó: “los empresarios de la AECO hemos sido coherentes con nuestros principios, y esto es quizá lo más importante; hemos mantenido a nuestra base de trabajadores, y lo que es mejor, hemos generado más empleos que dábamos hace apenas 12 meses”.

Echados al PRI, a base de ignorarlos y vetarlos en esta administración, la AECO celebró un aniversarios más de ser fundada, y el primer año de gestión de García Ángeles.

pablo.ruiz@milenio.com