Reporte de inteligencia

Yo sí vi ganar al León en El Maracaná

Heroico. Épico. Memorable. El León consiguió el triunfo más importante en la historia del club en sus 70 años de vida. Se metió al estadio más grande del mundo, jugó mejor que los brasileños y ganó 3-2 en un gran partido que recordaremos durante mucho tiempo.

León todavía no lo cree.

Luis Montes hizo un gran partido.
Carlos El Gullit Peña tocó como sabe hacerlo.
Mauro Boselli volvió a ser Mauro Boselli.
Elías Hernández dio tres pases para gol.
Franco Arizala desbordó las veces que quiso. El Gallo Vázquez se ganó la visa. Rafael Márquez dio cátedra. Johny Magallón estuvo preciso. Nacho González peleó como un guerrero.
Aris Hernández marcó como un sabueso.
William Yarbrough paró dos tiros claves.
Y Gustavo Matosas recuperó la sonrisa.
La ciudad de León estalló en júbilo.

En un bar del Campestre, la gente empezó a aplaudirle a la televisión. Más adelante, los aficionados empezaron a corear olé olé olé, como si estuvieran en Río de Janeiro.

Un triunfo en Brasil da felicidad a la ciudad.

Hoy nadie habla de la basura, ni de la última ejecución del sobrino de El Jari en León. Al carajo con la política y con el Gobierno, al diablo con las instituciones, como dijo Andrés Manuel. Hoy el tema de León es el triunfo épico en el estadio Maracaná. Hoy el tema de conversación es el remate de Boselli, el gol del Gullit, el pase de Elías Hernández. Es un día para recordar, un día para guardar en el archivo colectivo de las cosas bonitas que nos pasan en León, aunque sea futbol, un hecho que nos da orgullo local y que fortalece el regionalismo panza verdiano.

En 20 años, en 40 años, podremos decir con añoranza: León ganó una vez en el Maracaná. Ya tenemos que contarle a nuestros nietos. Les diremos que alguna vez tuvimos un gran equipo en León y que derrotó al Flamengo 3-2 en el mismísimo Maracaná. Nosotros vivimos el histórico partido. Lo vimos por televisión. Fuimos a un bar a verlo. Nos juntamos con la familia. Lo vimos tal vez en la pantalla de un Famsa. Lo vimos en la televisión de la fábrica. Nos tomamos una cerveza. Estuvimos nerviosos. Gritamos. Echamos porras. Ahí estuvimos frente al televisor. Fuimos testigos de la hazaña. Fuimos privilegiados de contemplar El Maracanazo del León.

http://twitter.com/pccarrillo