Reporte de inteligencia

El último año de los alcaldes

Ya les queda poco tiempo para actuar.

Los alcaldes de Guanajuato están por cumplir dos años el próximo 10 de octubre, y entran en su última etapa para aterrizar los proyectos.

Lo que puedan hacer en los próximos cinco meses, será importante para el desempeño final de sus trienios. Si no pueden sacar los proyectos, de hoy y hasta enero, después ya será muy difícil.

El tercer año es el más complicado para los presidentes municipales. De hecho se dice que ya no se puede hacer gran cosa. Una vez que comienzan las campañas políticas (en abril), el Alcalde ya no puede operar con tranquilidad. Y además sus propios colaboradores ya no le hacen caso, porque se lleva la atención el futuro alcalde.

El tercero es el peor año para amarrar grandes proyectos. Los colaboradores ya no tienen el mismo compromiso, los hombres cercanos le pierden la lealtad y los empresarios no quieren hacer planes con el presidente porque prefieren esperar a que llegue el nuevo.

Así que los presidentes de Guanajuato tienen que activarse los próximos meses, sobre todo los que tienen otra aspiración política. Por ejemplo, los alcaldes que quieran ser diputados locales, ya deben irse casi después de sus informes de gobierno que serán en septiembre, porque los candidatos deben estar listos el 16 de noviembre. Lo mejor entonces es buscar una diputación federal, pero para eso deben separarse del cargo en enero del 2015.

Ya queda poco tiempo.

Queremos ver a los alcaldes aterrizando la obra pública. Queremos verlos haciendo las inauguraciones y no poniendo primeras piedras. Queremos verlos fuera de la grilla y metidos en el trabajo. Queremos verlos trabajando duro y operando con eficacia.

http://twitter.com/pccarrillo 

pablo.carrillo@milenio.com