Reporte de inteligencia

¿Cuánto tardará La Gendarmería en corromperse?

La Gendarmería llegó a Guanajuato y realizó una presentación pública en Irapuato. Se veían amables. Los nuevos policías del Gobierno Federal, saludaban a los niños y a las señoras, caminaban en el centro de la ciudad, conviviendo.

Es un buen arranque, pero, y ¿qué sigue?

Los nuevos agentes se retiraron de Irapuato y ya no se la ha visto. Decían que estarían en Guanajuato, pero no han llegado. No se han parado ni en León, ni en San Miguel de Allende. Ayer el Gobierno Federal dio a conocer que estarán en el Estado de Michoacán.

La Gendarmería tiene el mejor equipo que se haya tenido en una policía federal. Sus patrullas tienen radios, tablets, GPS, cámaras y conexión con Plataforma México para rastrear a cualquier persona y vehículo. Los agentes fueron seleccionados y recibieron una capacitación especial. En el papel, es una gran policía, pero según parece no será un grupo con fuerte presencia en los municipios. Es decir que los veremos de vez en vez, cuando se requiera su intervención.

Guanajuato necesita policías federales. El gobernador Miguel Márquez ya dijo que se requieren al menos 300 agentes federales.

La Federación nos dejó sin policías desde hace años. La Procuraduría General de la República ha operado en Guanajuato con menos de 30 policías (ni siquiera uno por municipio). Es ridículo. Y sus agentes casi no hacen nada.

La seguridad está en manos del Gobierno del Estado desde hace casi 10 años. Los federales no detienen a nadie, ni investigan nada. Todo el trabajo lo hace la Procuraduría de Justicia del Estado y la Secretaría de Seguridad del Estado, con el apoyo de los cuerpos policíacos municipales.

Vamos a ver cómo actúa la Gendarmería.

De entrada, hicieron una presentación cordial ante la sociedad guanajuatense. Pero falta lo bueno. Necesitamos presencia de la Gendarmería. Y necesitamos que hagan trabajo de inteligencia y no sólo de prevención. Que conozcan la región y coordinen los esfuerzos con las policías locales. Que se metan al bajo mundo a rastrear a los criminales. Que actúen de manera eficaz contra el crimen organizado. Y que estén blindados a la corrupción para que no se convierta en otra Federal de Caminos o PGR que están podridas.

El éxito de la Gendarmería está ligado al blindaje ante la corrupción. Tiene que ser una policía limpia y honesta, con un nuevo perfil de policías profesionales y comprometidos. De lo contrario, la Gendarmería está destinada al fracaso.

http://twitter.com/pccarrillo 

pablo.carrillo@milenio.com