Reporte de inteligencia

El sicario abatido en San Pancho, vestía como guerrillero

El hombre muerto en San Pancho el lunes es un auténtico combatiente. Usaba equipo táctico: Un chaleco especial. Botas militares. Pantalón tipo soldado. Dos cargadores de metralleta Cuerno de Chivo. Un cargador de R-15. Un radio. Y un pasamontañas de color negro.

Un sicario profesional abatido en la calle.

Un hombre preparado para el combate.

Un pistolero especializado, con armamento y equipo de comunicación para hacer operativos. Parece un soldado improvisado. Una especie de guerrillero. Su forma de vestir es muy similar a los hombres que aparecieron hace días en un video del Cártel del Jalisco Nueva Generación, en donde advertían que habían llegado a San Francisco del Rincón a poner orden. Los señores armados dijeron en el video que iban a limpiar de ladrones los pueblos del rincón.

El gatillero no iba solo. En realidad era un comando de 8 o 10 hombres, vestidos de la misma forma, con chalecos, botas y pasamontañas. Viajaban en tres vehículos. Eran autos pequeños. No andaban en camionetas. Andaban en automóviles con placas del Estado de Jalisco. Y llegaron juntos. Actuaron de forma coordinada. Y atacaron a sus rivales.

Es un grupo armado. En los pueblos del rincón. Una gavilla de pistoleros rondando en las calles. Habría qué ver en dónde se esconden. Si vienen de Jalisco o si andan en las comunidades de Guanajuato. Pero aquí los tenemos. Listos para la guerra. Han afrontado dos combates en menos de 15 días.

La balacera del lunes fue estruendosa. Se dispararon más de 100 balazos, según los casquillos hallados en el suelo. Hubo tiros de un lado a otro. Y un muerto por cada bando. La duda aquí es: ¿Quiénes son los adversarios? Tampoco son unos improvisados. Basta decir que el combatiente muerto tenía un certero balazo entre ceja y ceja. Un tiro perfecto. El matón de enfrente, tiene una gran puntería.

pablo.carrillo@milenio.com