Reporte de inteligencia

Se esconde el delegado de Conagua

No da la cara. El delegado de la Comisión Nacional del Agua, Humberto Navarro de Alba, no quiere hablar sobre el lago de la finca El Castillo, propiedad del líder sindical, Fernando García Murguía, dueño de Taxitel.

Lo hemos buscado cinco o seis veces y no aparece. Le pedimos una entrevista en su oficina y no contesta. Le llamamos a la delegación y nos dicen que está muy ocupado. Le mandamos un mensaje de WhattsApp y nos deja en "visto". El delegado se anda escondiendo.

Por alguna extraña razón no se quiere meter al tema de la laguna construida por Fernando García Murguía en el municipio de Manuel Doblado. Humberto Navarro tuvo un cambio de actitud en este tema. El primer día que publicamos la nota nos dijo de manera extraoficial e informal que la finca El Castillo no tenía permisos.

Al día siguiente, hizo una inspección en El Castillo y levantó actas. Pero nunca entregó información oficial. Si acaso, en una ocasión, sugirió que a lo mejor le imponían una multa de 15 mil pesos. Así como usted lo leyó. Una multa de 15 mil pesos.

El delegado de Conagua actúa como si ocultara algo. Será que ya le hicieron una llamada desde México o ya lo convencieron de no meterse al tema. Lo extraño es que ayer el delegado de Semarnat, Israel Cabrera, declaró que sí hay daño ecológico en la construcción de la laguna de Fernando García.

No es la primera vez que Humberto Navarro se mete en problemas. Hay que recordar que él ordenó la demolición de la nueva cafetería del Parque Metropolitano de León. Su actuación no tiene lógica. Mandó tumbar la cafetería de El Palote –aunque lo impugnaron-, porque no tenía permiso y ahora protege la laguna de El Castillo. Actúa por una obra de 500 metros y no actúa por una obra de 14 hectáreas. ¿Qué hay detrás? ¿Tendrá qué ver con su militancia del PRI?

Humberto Navarro es un priista de hueso y tuétano colorado del Estado de México. De hecho, un hermano suyo, Reynaldo Navarro, es diputado en el Estado de México. Entonces tal vez es el viejo sistema del PRI el que está protegiendo al líder sindical de la CTM, Fernando García, y a su excéntrica laguna. El viejo y rancio PRI protege al más distinguido líder de los cetemistas, Fernando García Murguía, un Fidel Velázquez de León.

pablo.carrillo@milenio.com