Reporte de inteligencia

Los priistas reman contra la corriente

En León, para los priistas nunca será fácil.

En esta elección el panorama se ve complicado para los candidatos del tricolor. Tienen en contra la situación económica del país, la ola de asaltos y robos, la violencia por el narcotráfico, el desgaste del Gobierno Federal y los ataques al Gobierno Municipal.

Pero los candidatos lo saben. Los candidatos saben que tienen que caminar las calles, visitar colonias, tener propuestas interesantes, prometer lo necesario para ganar en las urnas. Un candidato del PRI tiene que remar contra la corriente. Así le pasa al candidato José Ángel Córdova Villalobos, y a los candidatos a las diputaciones, como Martín Ortiz, como Verónica García Barrios, como Luis Aviña, como Johan Dávalos.

Para los candidatos panistas en León, en cambio, siempre será más fácil. León es una plaza pro panista. En esta elección, los candidatos del PAN tienen cierta ventaja de arranque. La gente no trae dinero. La delincuencia les ha pegado. Y el desprestigio de los gobiernos del PRI representa una ventaja.

Así que los candidatos Héctor López Santillana, Juan Carlos Muñoz, Éctor Jaime Ramírez Barba, Ricardo Torres Origel, tienen posibilidades reales de ganar el 7 de junio.

Pero que nadie se confíe. Ni el PAN la tiene segura, ni el PRI está derrotado. Esto puede cambiar en cualquier momento. Antes, se creía que el PAN ganaba León fuera como fuera, pero después del triunfo de Bárbara Botello, hace tres años, se ha demostrado que los leoneses reflexionan más su voto y que ganará el que tenga mejor perfil y haga mejor campaña.

http://twitter.com/pccarrillo 

pablo.carrillo@milenio.com