Reporte de inteligencia

Los partidos buscan a candidatos guapos y descartan a los feos  

Lo que se escucha últimamente en los partidos políticos, es que se necesitan candidatos guapos y candidatas bonitas para ganar las elecciones del 7 de junio. La creencia de ahora es que los guapos tienen más probabilidades que los feos de ganar elecciones.

Habrase visto semejante tontería.

Pero así está ocurriendo en casi todos los partidos políticos. Y con el criterio de la belleza, se valora a los posibles candidatos.

Por ejemplo en el PAN se dice que Diego Sinhue Rodríguez tiene buena imagen para ser el candidato. Lo importante es cómo se ve en un espectacular. Cómo luce en una fotografía. Cómo se ve ante las cámaras de televisión. Cómo es su sonrisa. Cómo es su peinado y su estilo.

Es algo parecido a buscar a actores para una telenovela. Lo que hizo el PAN fue una especie de casting para buscar a los candidatos.

En el PAN se habla también de Juan Carlos Muñoz como un buen candidato porque tiene una imagen atractiva para los electores. Juan Carlos Muñoz es joven y expresivo, habla con rapidez y tiene habilidades para la televisión. De hecho también se ve bien en los espectaculares.

Aquí ya no se está revisando la capacidad y la preparación para gobernar, ni tampoco la experiencia y el conocimiento. Lo único que importa es que los candidatos tengan potencial para ganar.

Por ejemplo a Éctor Jaime Ramírez Barba le ponen como obstáculo el que no tiene una imagen atractiva para las boletas. Ya no es tan joven y luce como un doctor del IMSS, pero no parece un actor de telenovelas, y eso es una desventaja. Su gran capacidad y sus maestrías y doctorados, no son tan valiosos, como las virtudes que pudiera tener en un anuncio publicitario y en un comercial de televisión.

Los partidos andan buscando buenos productos para vender en las campañas. Y así ocurre en los otros partidos políticos. En el PRI, por ejemplo, a Jorge Videgaray, le ponen el pero de que se ve viejo. El señor tiene experiencia y conocimientos, pero los priistas dicen que ya no tiene la juventud para llamar la atención en un anuncio. Los priistas no quieren a un hombre maduro y preparado, ellos desean a un hombre bien peinado y de sonrisa atractiva.

Hay otros aspirantes que tienen condiciones distintas. José Ángel Córdova, por su parte, no es un guapo, pero tiene una exposición importante en los últimos años, lo cual le da un porcentaje de aprobación. Lo mismo ocurre con Ricardo Sheffield, cuyo atractivo está vinculado más bien al conocimiento que tienen los leoneses sobre su desempeño.

La moda de los guapos la pusieron los candidatos ganadores en las últimas elecciones. En el 2012, ganaron Enrique Peña Nieto, Miguel Márquez y Bárbara Botello los tres candidatos con buena imagen física. Peña Nieto era el guapo de la contienda. Miguel Márquez era querido por las mujeres. Y Bárbara Botello consiguió un gran número de votos de los hombres que la veían como una mujer guapa.

Así que ahora todos quieren a candidatos hermosos.

Y tenga usted por seguro que en las próximas campañas, los anuncios parecerán menos campañas políticas y más promociones de Liverpool y el Palacio de Hierro.  

http://twitter.com/pccarrillo 

pablo.carrillo@milenio.com