Reporte de inteligencia

Los panistas jóvenes de León, muy lejos de Luis H. Álvarez


Hay una nueva generación de panistas jóvenes que ya traen todos los vicios. Son tramposos, oportunistas, corporativos y mentirosos.

Los panistas jóvenes de León y Guanajuato han aprendido las peores prácticas de la política. A los 25 ó 26 años, venden sus votos, amarran sus huesos, son traicioneros y piden dádivas a los candidatos a cambio de apoyarlos. Esta generación de panecillos promete ser la peor. De hecho, hay varios trabajando en el Municipio de León. Esos panistas comenzaron a hacer política desde hace cuatro o cinco años, cuando el PAN se hizo más corrupto. Y no tienen valores, ni ideales. Son muchachos que entraron a la política en busca de chamba y de beneficios.

Estos jóvenes están muy lejos de Luis H. Álvarez, el líder histórico que falleció esta semana en León.

Los muchachos del PAN ni siquiera conocen a Luis H. Álvarez. Ni están interesados en ser como él. Jamás harían una campaña sin cobrar, con la intención de contribuir a la sociedad. Nunca harían una huelga de hambre por la defensa de la democracia.

Estos panistas de ahora no tienen convicciones, ni principios. No quieren cambiar nada, ni transformar las instituciones. Sólo quieren un empleo fácil, con buen sueldo, sin hacer gran cosa. Son vividores.

Lo más grave es que los nuevos panistas, no saben hacer nada. Los que son abogados, nunca han litigado. Los que son contadores, nunca han tenido una responsabilidad en la iniciativa privada. Son muchachos que no están preocupados por formarse, sino por echar grilla.

El futuro así no es muy prometedor ni para el PAN, ni para la ciudad. Hay que depurarlos y dejar fuera a los peores, desde ahora. O acaso piensan que esos muchachos oportunistas y sin valores van a llegar a gobernar

Twitter: @pccarrillo
pablo.carrillo@milenio.com