Reporte de inteligencia

¿Era necesaria tanta rudeza contra el Verde?

El operativo fue como si hubieran capturado a un narcotraficante. Patrullas que cierran la calle. Más de 30 policías armados. Agentes del Ministerio Público, actas, fotografías y peritajes, como si se tratara de un cargamento de cocaína.

Para nada. Eran los regalos que da el Partido Verde en campaña en el municipio de León: Pepsilindros, libretas, gomas, lápices, libretas, relojes, que ahora son artículos prohibidos por la nueva ley electoral. El delito: el Verde está regalando artículos prohibidos por la nueva ley.

Qué ley tan ridícula.

¿Qué tiene de malo en regalar una libreta a un niño? ¿Qué tiene de malo el repartir lápices y gomas para el colegio? Nada. Pero a final de cuentas todos esos objetos sí están prohibidos. La Procuraduría tronó la casa del Verde y sí halló cosas prohibidas para regalar, pero el operativo sí despierta dudas. Así debería ser la Procuraduría para atender los múltiples robos que denuncian los ciudadanos y que nunca resuelven.

El operativo parece justificado, pero ¿era necesario? Acaso no pensaron que podía interpretarse como una acción electoral orquestada desde el Gobierno del Estado. Hay que analizarlo con cuidado. Si lo hubieran hecho en contra del PAN, habría sido una demostración de imparcialidad y justicia, pero como es en contra de un partido opositor, se aprecia como un acto represivo y persecutor.

Ni cuando tronaron un narco-laboratorio en esa misma bodega en el 2013 (como lo contamos aquí en Milenio León), fueron tan aparatosos.

Cuidado, señores. No hay que calentarnos en estos últimos ocho días de campaña. La acción de la Procuraduría de Justicia del Estado de Guanajuato, enrarece el clima electoral, a unos días de la jornada. ¿Acaso creen que los de enfrente se quedarán callados y tranquilos? Yo digo que no. Viene lo mejor de lo peor.

http://twitter.com/pccarrillo 

pablo.carrillo@milenio.com