Reporte de inteligencia

La moda de esta temporada será azul y tricolor

En la sierra de Guerrero, en el año 2000, me tocó ver a personas votar a cambio de una Pepsicola y un paquete de galletas sabrosas. Era penoso. Había dos filas en las casillas: una para votar y otra para recibir su Pepsi y sus galletas.

Los regalos son parte esencial de las campañas. Durante décadas se ha ejercido el control de los votos en las colonias de la periferia y comunidades, mediante dádivas.

Cada tres años, en las elecciones locales y federales, los vecinos de las colonias populares renuevan su guardarropa: una playera blanca con rojo del PRI; una playera azul del PAN, con suerte una amarilla o verde del PRD o el Verde, y a lo mejor una más roja del diputado del PRI y otra azul del diputado del PAN. En total un ciudadano recibe cuatro o cinco playeras nuevas.

Las campañas son una buena oportunidad de dar y recibir, casi como la Navidad o el Día del Amor y la Amistad. Solo que en las campañas, los regalos no son desinteresados, ni por amistad, sino por los votos.

En esta elección, por lo mismo, el Instituto Estatal Electoral del Estado de Guanajuato, hizo varias prohibiciones para los regalos de campaña. Ahora los candidatos no podrán regalar objetos de plástico o de metal. No pueden dar llaveros, ni plumas, ni pepsilindros, ni botones, ni encendedores, ni bolsas del mandado, ni destapadores, ni nada que esté fabricado con acero o materiales duros. Tampoco se pueden regalar refrescos o paquetes de galletas, ni mucho menos tarjetas telefónicas como las que regaló el PRI en la elección del 2012. Las reformas autorizan sólo regalos de materiales textiles, como playeras, gorras, mandiles o tortilleros. Seguramente tampoco se pueden regalar aparatos electrodomésticos como los que dio el PRI hace tres años, ellos repartieron, sobretodo, licuadoras en la elección presidencial.

Ahora sólo habrá ropa.

No es tampoco un ejemplo de democracia el aceptar sólo ropa en las campañas, pero el espíritu de la reforma busca al menos no quitarle a la gente la oportunidad de renovar su guardarropa con playeras marca PRI o marca PAN. De una cosa estamos seguros: La moda de esta temporada en Guanajuato será azul y tricolor.

http://twitter.com/pccarrillo 

pablo.carrillo@milenio.com