Reporte de inteligencia

El mal ejemplo de los maestros

Los campesinos de Guanajuato sorprendieron al tomar las carreteras la semana pasada. Y más asombroso fue el argumento de uno de los líderes para bloquear la carretera. El campesino dijo: si los maestros tomaron el Zócalo y les pagaron, nosotros ¿por qué no?.

Los campesinos se animaron por lo que ocurrió con los maestros de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE).

Los maestros pusieron el mal ejemplo. Se puede cerrar un espacio público, bloquear escuelas o cerrar calles y no pasa nada. No hay detenidos, no hay juicios, no hay cárcel ni sanciones. Al contrario, les pagan su sueldo completo.

Es muy delicado.

El gobierno tiene que actuar de manera correcta en cada caso. Debe aplicar la ley y mantener el estado de derecho pero sin reprimir ni ignorar las demandas sobre todo cuando son legítimas.

El riesgo de no aplicar la ley es que deja un mal mensaje a la sociedad.

En Gobierno Federal se tardó en aplicar la ley en el caso de los maestros en el DF y eso dejó la sensación de que cualquiera puede hacerlo, como los campesinos de Guanajuato.

De tal forma que el gobierno de Guanajuato no puede cometer el mismo error.

Si los campesinos no quieren liberar las carreteras y no cumplen con los acuerdos, entonces hay que aplicar la ley. Hay que dejar claro que el orden es fundamental en la sociedad. De no hacerlo, pronto tendremos plantones y bloqueos en otros municipios de Guanajuato.

El gobierno tiene que calcular muy bien lo que conviene en este caso.

No aplicar la ley del garrote pero tampoco dejar que les tomen la medida.

http://twitter.com/pccarrillo