Reporte de inteligencia

Como si Lex Luthor -el malvado de ficción-, gobernara el mundo

El malvado se salió con la suya. El triunfo de Donald Trump, deja sembrado el miedo en México, como si el malévolo de Lex Luthor hubiera ganado la batalla y se convirtiera en el gobernante del país más poderoso del mundo. Como si El Guasón hubiera vencido y se hubiera apoderado de Estados Unidos, con el apoyo de los ciudadanos norteamericanos.

No es posible tanta desventura. El malo no puede ganar en esta historia.

Un hombre racista y humillante, como Donald Trump, no puede tener en sus manos el Gobierno del país más influyente del mundo. ¿Cómo es que lo ha logrado? ¿Cómo es que sus ofensas contra los mexicanos y los latinos, hayan sido pasadas por alto? ¿Cómo es que su misoginia vergonzosa no lo haya detenido? Donald Trump es un ser humano voraz y ambicioso y ahora lo tenemos en el sitio donde hay que apretar los botones.

Estamos en manos de una mala persona. Es un tramposo y mentiroso, manipulador y grosero. Es un depredador. Un autoritario y clasista, capaz de aplastar a quien sea para conseguir sus objetivos. El mundo está en riesgo. Ni el maléfico de El Pingüino llegó tan lejos en Batman. Ni el perverso de Simon en Underdog tuvo el control del gobierno. Ni el doctor Octopus, ni el Duende Verde avanzaron tanto en el Hombre Araña. Ni Lex Luthor hizo tanto en Superman.

El malo de la historia se nos metió a las instituciones, por la vía legal, con el respaldo de los votos. Y nuestra heroína, Hillary Clinton, se quedó en la orilla. Ninguna historieta o película gringa –de esas en las que el mundo está en peligro y ocurre en Nueva York-, ha concluido con un auténtico peligro para el planeta, como ahora. El malvado, egoísta, agresivo y racista de Donald Trump va a gobernar el mundo.

Esta vez no es ficción. Un lunático neoyorquino con aires de grandeza ha tomado el poder por asalto. La humanidad -como en ninguna historieta de aventuras-, está en peligro.

pablo.carrillo@milenio.com