Reporte de inteligencia

Sí viene Justin Bieber, pero en el 2040


El cantante canadiense, Justin Bieber, sí viene a León, pero tal vez dentro de 30 años. Eso va a ser como en el 2040, cuando Bieber ya tenga como 50 años o 60 años.

Si todo sale como debe ser, (y con suerte) Justin Bieber tendría posibilidades de venir en ese tiempo. Y a lo mejor viene al Poliforum o la Concha Acústica del Parque Hidalgo. Y en una de esas, viene hasta gratis.

Así pasa siempre en León.

Los cantantes de fama mundial llegan aquí 30 o 40 años tarde. Así pasó con la banda Chicago que llegó 30 años después a León. Así ocurrió con Creedence que vino mucho tiempo después. Así sucedió con The Doors y Scorpions, que llegaron a León cuando los integrantes eran unos viejitos. León lleva un retraso histórico en espectáculos masivos.

Hay casos de broma, como sucedió con The Platters, ese grupo que tardó 40 años en llegar a León, cuando los músicos eran unos abuelitos.

León tiene dificultades para traer a cantantes mundiales. La plaza no compite con las grandes ciudades como el DF, Monterrey o Guadalajara, eso hace todo más complicado. Así como se ve, nunca vendrá Radio Head y nunca vendrá Coldplay, quizás ni en 40 años. Tal vez tampoco veremos por aquí a Maroon 5 o a los Red Hot Chili Peppers, bandas que son muy cotizadas y que tocan en las grandes ciudades del mundo. Aquí tenemos que conformarnos con ver a Amanda Miguel y a Diego Verdaguer –que vinieron el viernes pasado–, y con Los Caifanes –que cantaron aquí el sábado–.

Esa es nuestra realidad. Ni modo. No nos gusta, pero ese es el nivel de espectáculos que nos corresponde de acuerdo al número de habitantes que hay en León y al poder económico de la zona. Por lo mismo, se ve casi imposible que pueda venir a León Justin Bieber en pleno éxito mundial. Eso rompería con la tendencia histórica. Entonces vamos a tener que esperar unos 30 años para ver a Justin Bieber en León, cuando llegue en total decadencia, ya todo chimuelo, canoso y arrugado.

pablo.carrillo@milenio.com