Reporte de inteligencia

No hagas nada que no quieras ver en un video de YouTube

Hoy publicamos el video del camión, a toda velocidad, que arrolló a 15 vehículos en el Campestre. Hace unos días, publicamos el video de un policía que agarró a macanazos a un perro cuando hacía una captura. Hace 8 días, publicamos el video de un asaltante que cometió dos atracos en distintos días a una misma tienda.

Nos estamos llenando de videos.

Ayer mismo, veíamos el escalofriante video de un asesino que mató a un policía, en el ataque a una revista de París. Los ciudadanos grabaron la agresión desde distintos ángulos, con balazos y asesinatos.

Los teléfonos inteligentes están cambiando la forma de contar el mundo. Los miles de teléfonos que hay en León permiten grabar una cantidad impresionante de hechos, instantes después de que ocurran. La tragedia del camión que mató a una chica y arrolló a 15 vehículos en el Campestre, fue contada en cuestión de minutos por las redes sociales. Muchos leoneses tomaron fotos y videos, momentos después.

Y ya es una costumbre.

Hace 15 días publicamos un video de un ciudadano justo en el momento en que una banda de motociclistas asaltaba a un profesor en Paseo de Jerez. Hace un mes, transmitimos en Milenio otro video de un niño que fue castigado en un albergue de La Martinica.

Antes, los reporteros éramos los que hacíamos esos videos. Y nos tardábamos meses en encontrar el momento apropiado para grabar. Ahora son los ciudadanos los que graban, ahora son los ciudadanos los que andan en su vida normal y de pronto ven un hecho insólito.

La ciudad tiene miles de ojos por todos lados. En México hay 103 millones de teléfonos, de los cuales más de 45 millones son teléfonos inteligentes. Es decir que León debe tener cientos de miles de teléfonos inteligentes, tal vez 500 mil o más. Eso significa que a partir de ahora, viviremos vigilados.

De tal forma que son tiempos para cuidarnos en nuestra vida pública. Cada que hagamos algo, debemos pensar en que alguien puede estar grabando desde una ventana, desde un coche o detrás de un poste. Si andamos borrachos, alguien nos grabará. Si hacemos el ridículo en una fiesta, alguien nos grabará y nos subirá a Facebook. Ese es el mensaje para los policías de León ahora que fueron grabados golpeando a un perro. Cuidado señores. Ya no pueden andar haciendo fechorías de manera impune en la vía pública. Y ojalá cada vez más los ciudadanos los graben en sus actuaciones para garantizar que hagan lo correcto.

Un mundo nos vigila.

Así que ni modo. Ya no nos queda de otra que portarnos bien. 

http://twitter.com/pccarrillo 

pablo.carrillo@milenio.com