Reporte de inteligencia

Una guerra en Las Arboledas

Los muchachos están en guerra.

Los de allá, Los Planchas, se pelean con los de acá, Los VP. Y los de acá atacan a los de allá.

Los pandilleros de Las Arboledas están metidos en un conflicto por el control de las calles, y ambos bandos están cegados por el odio.

Se detestan. Se insultan. Se pelean cada tercer día. Se agarran a balazos los fines de semana.

Los vecinos de Las Arboledas, están en medio de un conflicto entre muchachos armados. Muchachos con pistolas que pelean cada semana, en medio de la calle. Antes peleaban con palos y navajas, hoy ya traen pistola.

La guerra tiene ya varios muertos.

El Satán mató al Yasda.

El Cosa mató a El Pala.

Por el bando de Los Planchas han muerto el Yasda y El Chivo. Y por el bando de los VP han perdido la vida El Caguamas y El Pala.

Son dos grupos numerosos. Como 70 muchachos contra 70 muchachos. Y ambos bandos se acusan, a la vez, de vender mariguana y cocaína, y de dedicarse a cometer asaltos y robos.

En las calles hay un deseo desbordado de venganza. Los Planchas controlan la calle Peral, mientras que los VP dominan La Sauce, Guayabo y Canelo. Los VP están aliados con otras tres pandillas del rumbo, con Los Colegas, Los Carrillas y Los 21.

La banda de Los Planchas tiene casi 40 años de existencia en León. Los primeros integrantes ya son hombres maduros y sus hijos heredaron la pandilla. Antes peleaban contra Los Crueles de la San Nicolás, pero ahora el pleito es con los VP.

El Gobierno no ha sabido resolver la guerra. Lo único que hacen es mandar al Ejército y a la policía para perseguir a los muchachos. Pero el pleito no se resolverá a garrotazos. Hay que hacer una intervención de fondo, tratar de hacer un pacto entre las familias y las pandillas. Buscar una tregua y tratar de concientizar a los parientes, porque lo grave es que las madres y las abuelas, ya están contaminadas por el odio y la venganza.

Hay una alerta roja en Las Arboledas.

¿Alguien intervendrá para frenar el conflicto? O los vamos a ver cómo se agarran a balazos cada fin de semana, hasta que se maten, poco a poco, unos a otros.

http://twitter.com/pccarrillo 

pablo.carrillo@milenio.com