Reporte de inteligencia

En un futuro, tenemos que usar menos el coche

Las dos nuevas terminales del SIT en León, son espléndidas. Son modernas y funcionales, agradables y confortables. Pero todavía no son la solución para los múltiples problemas de movilidad de la ciudad de León.

Tenemos una crisis de movilidad en la ciudad. La crisis viene, por una parte, de los ciudadanos que quieren usar el coche hasta para ir a las tortillas y, por otra, de los leoneses que deben usar el transporte público para ir a trabajar.

Ni las calles, ni las orugas, son ya suficientes. Varias calles están tronadas y eso complica todo.

Lo ideal sería construir un metro o un segundo piso, pero nunca vamos a tener dinero para eso, así que la solución debe ser otra.

Hace unos días, José Viegas, el secretario general del Foro Internacional del Transporte de la OCDE, dijo que lo mejor sería dejar de usar tanto el automóvil. Todas las ciudades del mundo, tienen problemas de movilidad, y entonces tarde o temprano, vamos a dejar de usar tanto el coche. José Viegas explicó que la tendencia es utilizar camioncitos colectivos para moverse en la ciudad, con viajes directos.

De tal forma que León debe usar menos el automóvil. No es posible que en una casa, tengan cuatro o cinco autos y todos salen a la misma hora. No es posible que los vecinos lleven a sus hijos a la misma escuela y no hagan ronda en el mismo auto.

En ese sentido, Luis Enrique Moreno, el director de Transporte de León –un experto en la materia-, ha dicho que se va a integrar el uso de la bicicleta al sistema de movilidad. Es decir que un ciudadano pueda tomar una bici y luego subirse a la oruga. La apuesta complementaria de León será entonces la bicicleta pública y las ciclovías. Así que vaya usted comprando su bicicleta.

pablo.carrillo@milenio.com