Reporte de inteligencia

La función del 2015 ya comenzó en León

Es parte del show.

Los diputados locales y federales del PAN presentaron una denuncia penal en contra de la presidenta de León, Bárbara Botello Santibáñez. La supuesta irregularidad es la asignación de los contratos de la basura.

El acto de presentar una denuncia en bola -todos juntos, como si se estuvieran enfrentando a un poderoso-, implica el deseo del PAN de lastimar públicamente a la Alcaldesa. Lo de menos es el tema motivo de la demanda, lo realmente importante es la acción de molestarla.

Es una denuncia muy similar a la que presentó el PRI de Javier Contreras ante la PGR en contra de Juan Manuel Oliva, el año pasado. Esa denuncia está llena de argumentos forzados y datos alterados para acusarlo de supuestas irregularidades que nunca se han probado. Pero los priistas ya consiguieron su objetivo de quemarlo públicamente con la idea de que tiene una denuncia penal.

Así está ahora el caso de Bárbara Botello. El motivo de la denuncia es ridículo, como la denuncia de Oliva, pero ya están quemándola mediática mente con la intención de bajarla en las preferencias electorales.

Es grilla barata de ambos lados. Y los diputados en vez de hacer las reformas que requiere el estado y el país andan perdiendo el tiempo en denuncias que no prosperan, al menos que tengan una intención política.

Todo a su tiempo. Las campañas políticas del 2015 apenas comienzan y ya hay sombrerazos. Imagínense cómo vendrá el resto del año.

Por lo pronto, la denuncia de Juan Manuel Oliva y la denuncia de Bárbara Botello, son muy buenas armas para las campañas. Qué tal pegaría que la PGR -en manos del PRI- llamara a Oliva a declarar unos días antes de las elecciones del 2015? Qué tal pegaría electoralmente que la Procuraduría de Justicia del Estado -en manos del PAN-, llamara a Bárbara a una comparecencia, unos días antes de las elecciones? Se nos viene el cochinero. Lo peor está por venir.

http://twitter.com/pccarrillo 

pablo.carrillo@milenio.com