Reporte de inteligencia

El error de Nochixtlán


El Gobierno Federal por fin había decidido frenar al terrible sindicato de la CNTE de Oaxaca, cuando se cometió un error muy grave. La balacera de Nochixtlán –que terminó con 6 muertos y más de 100 heridos - complica el seguir con la estrategia de quitarles los privilegios y frenar a ese sindicato que daña a la educación de Oaxaca.

Ahora el panorama es nebuloso. El Gobierno Federal había encarcelado a su principal líder y les había descontado el sueldo por hacer paros de actividades, pero ahora ellos se harán víctimas. Hoy por hoy ya tienen 6 mártires y una bandera para pedir la solidaridad del país. Ya lo vimos ayer con la marcha de Morena y Andrés Manuel López Obrador en la Ciudad de México. He escuchado a ciudadanos guanajuatenses que están molestos con la represión a los maestros. El pueblo ahora estará con ellos.

El sindicato de los maestros de Oaxaca es ventajoso, corrupto y dañino para la educación del estado.

Lo digo porque lo conozco. En el 2006, viví 4 meses en Oaxaca en el conflicto magisterial. Y me tocó ver de todo. Guerrilleros del EPR metidos en el movimiento, grupos políticos del PRI involucrados con los maestros y líderes magisteriales corruptos. Lo que menos les interesa es la educación de los niños. No por nada Oaxaca tiene los peores resultados en educación en México. Y los maestros cada año hacen un paro en las escuelas para pedir aumento de sueldo y prestaciones absurdas y elevadas, como ningún maestro del país.

Así que era necesario frenar a ese sindicato corrupto y violento, pero ya se puso difícil. El Gobierno Federal había tomado la decisión de ponerles un alto, pero ya cometieron un error. Los maestros combativos están ganando simpatías sobre todo de los mexicanos que no los conocen. Y ahora el Gobierno ya tuvo que aceptar el sentarse a dialogar.

Según parece los maestros de la CNTE –los peores del país-, otra vez se saldrán con la suya, como siempre.

Twitter: @pccarrillo
pablo.carrillo@milenio.com