Reporte de inteligencia

El ejemplo de Alemania

Los alemanes le dieron una lección al mundo. Su desempeño en la final del Mundial de Brasil es ejemplar. Los 11 jugadores pelearon durante 120 minutos para conseguir la victoria. Ni uno de ellos se reservó un poco de energía. Los 11 con la misma intensidad y el mismo coraje. Los 11 con la misma mística. Los 11 con el mismo objetivo. Los 11 peleando cada pelota. Los 11 luchando por ocupar los espacios en el campo.

El equipo alemán luchó hasta conseguir la victoria, sin descansar un minuto. Y así fue todo el Mundial.

Es futbol, pero es a la vez una expresión de una forma de hacer las cosas. La cultura alemana del trabajo. La cultura alemana del esfuerzo. La planeación y el orden. La disciplina y el respeto a las jerarquías. Es bien sabido que el equipo alemán tenía ocho años trabajando con este equipo. Es bien sabido que Alemania construyó un edifico especial en Brasil para entrenarse. Ellos diseñaron el edificio y las instalaciones deportivas donde querían estar en el Mundial. Además diseñaron un uniforme rojo muy parecido al equipo local del Flamengo para crear empatía.

Alemania hizo un Mundial perfecto, desde el punto de vista administrativo y deportivo. Ahí está la diferencia con el resto de los países.

Los demás países llegaron a improvisar. A buscar instalaciones deportivas donde entrenar. A batallar con los viáticos. A lidiar con los egos de los estrellas de cada equipo.

Ahí está la clave.

Todos los países tenemos mucho que aprender de Alemania, sobre todo México. Acá todo lo hicimos mal.

Acá cometimos todos los errores. Acá corrimos a tres técnicos en un mes. Acá las televisoras se metieron a definir el cuadro. Por eso no pasamos del cuarto partido.

Por eso tenemos mucho que aprender de Alemania.

http://twitter.com/pccarrillo 

pablo.carrillo@milenio.com