Reporte de inteligencia

¡Menos días!, señores alcaldes

Ya les quedan 2 meses y 10 días a los alcaldes de Guanajuato. Ahora les dicen: ¡Menos días! en lugar de ¡Buenos días!. En este momento es justo cuando empieza a sentirse feo. En 2 meses y 10 días, se acabará el sueldo, los gastos pagados, los viajes, los guaruras: el poder.

A partir del 10 de octubre, tendremos a 46 alcaldes desempleados. El 11 de octubre será un día terrible para todos ellos. Ese día se darán cuenta que echarle gasolina a la camioneta ya sale como en 800 pesos.

Claro que algunos ya tienen algo amarrado, como Justino Arriaga, de Salamanca, que tendrá un cargo en el Comité Directivo Estatal del PAN.

Otros -como Sixto Zetina, de Irapuato, o como Ismael Pérez de Celaya- esperan que el gobernador Miguel Márquez les dé un premio en el Gobierno del Estado.

Lo más difícil será encontrar un cargo digno de un ex alcalde, así sea de Tarandacuao o Tarimoro. Ninguna responsabilidad les parecerá del nivel que ellos vienen. Los del PRI tienen otra esperanza: el Gobierno Federal. A ver si Enrique Peña Nieto les deja una delegación o una subdelegación al menos.

Los diputados pasarán por la misma depresión del desempleo. A partir de septiembre, tendremos a 36 diputados desempleados.

Algunos, como Adrián Camacho, ya tienen chamba de regidores. Pero otros, como Daniel Campos o Javier González Saavedra, esperan un lugar en el Gobierno del Estado o en el Municipio.

Bienvenidos al mundo real.

Ahora sabrán lo que se siente trabajar en condiciones normales –sin gastos de presentación-, y con sueldos miserables, como vive el resto de los ciudadanos.

No por nada los viejos políticos tenían una frase célebre que aplica justo para este momento: Hay que prepararse para ser. Pero también para dejar de ser.

http://twitter.com/pccarrillo 

pablo.carrillo@milenio.com