Reporte de inteligencia

¿Y si no tiene cola que le pisen?... Se la ponemos

Y si Lorenzo Córdova, no tiene cola que le pisen. Se la ponemos.

Y si Héctor López Santillana, no tiene cola que le pisen. Se la ponemos.

Y si José Ángel Córdova, no tiene cola que le pisen. Se la ponemos.

Ese principio maquiavélico parece imponerse en estos días.

Los actores políticos que no tienen algo grave de qué acusarlos, hay que ponerles una cola larga y retorcida, aunque sea falsa, para pisársela.

El caso más sonado es el de Lorenzo Córdova, el consejero presidente del Instituto Nacional Electoral (INE). Como no hay algo grave de qué acusarlo para cuestionar el proceso electoral, entonces hay que buscarle algo para debilitarlo, como una grabación, por ejemplo, en donde diga algo que sea indignante, como el tema de Yo Toro Sentado.

Y esa misma estrategia la han tratado de utilizar en varios procesos electorales.

En León por ejemplo, los opositores dicen que José Ángel Córdova es un ahijado de Bárbara Botello. Eso es una mentira. Córdova no es el candidato de Bárbara, al contrario, Bárbara no quería a Córdova, pero hay aspirantes que están empeñados en vincularlos con fines electorales.

Y a Héctor López Santillana le ocurre igual. Tratan de argumentar que no consiguió inversiones para León, cuando fue el operador de la llegada de la Mazda, la Honda, la Toyota, la Ford y la Volkswagen a Guanajuato, con cuyas inversiones el estado es la región automotriz más importante del continente y tal vez del mundo. ¿Y entonces de qué lo acusan? ¿De que supuestamente a León no llegaron grandes inversiones? Es una mala broma.

Y en otros estados, ocurren cosas peores. En Michoacán, los candidatos quieren acusar a Luisa María Calderón de tener un vínculo con La Tuta, porque en una ocasión el narcotraficante habló de ella, cuando en realidad Cocoa presentó varias denuncias contra La Tuta y pidió permanentemente investigación contra el narco en el Estado de Michoacán.

El caso es dañar prestigios, sin importar si son verdades o mentiras.

Es decir: Aquí nadie sale limpio. Y si no tiene cola que le pisen… Se la ponemos. Y se la pisamos.

 

Twitter: @pccarrillo

pablo.carrillo@milenio.com