Reporte de inteligencia

Destapan otro cochinero de los curtidores en la León-San Pancho

El nuevo tiradero de los desechos de la curtiduría es vergonzoso. Es una montaña de cueros y lodos en un terreno, a la orilla de la carretera que va de León a San Francisco del Rincón.

Qué calladito se lo tenían.

Nadie quería decir nada sobre esa montaña de cueros que opera sin permisos y sin control. Hace unos meses, en Milenio intentamos amarrar esa nota, pero ninguna autoridad quiso confirmarlo. Varios gobernantes nos dijeron que no era cierto que había un tiradero ilegal.

Ayer quedó al descubierto el cochinero. Y eso porque los ejidatarios hicieron un paro en la carretera porque ya no soportaban los malos olores y la contaminación.

Si los vecinos no dicen nada, ahí seguiría el foco contaminante. Hay lentitud en las autoridades.

Cómo es posible que una empresa recoja lodos en las curtidurías y los lleve a un terreno que no tiene uso de suelo, y nadie diga nada. Esa negligencia es la que mostraron durante décadas con Química Central, una empresa altamente contaminante que tenía en el patio 300 mil toneladas de cromo hexavalente y nadie pensó que era incorrecto y peligroso.

Hoy volvemos a cometer el mismo error. Una empresa tiene meses tirando desechos, violando todas las normas ambientales y no hay quien ponga orden. Ahí está ahora el problema. Y ahora sí van a multar y a clausurar a la empresa clandestina.

Aquí algo huele mal. Y es que los empresarios quieren ganar dinero, aunque para eso tengan que contaminar. Y es que los gobernantes corruptos se hacen de la vista gorda para cobrar sus moches. Y es que los guanajuatenses tampoco estamos acostumbrados a denunciar la contaminación. Es evidente que en el cuidado del medio ambiente todavía estamos en pañales. Obvio, en pañales llenos de suciedad y porquería.

@pccarrillo
pablo.carrillo@milenio.com