Reporte de inteligencia

Se chamaquean al candidato independiente

La nueva ley electoral es tramposa.

Autoriza las candidaturas independientes en Guanajuato, pero los requisitos para conseguir el registro son casi imposibles.

La ley está hecha para que nadie consiga el registro.

Así le pasó a un grupo de leoneses que se lanzaron a la aventura de lanzar una candidatura independiente con el joven Vladimir Michel Santos como candidato a la Alcaldía, pero fue humanamente imposible.

La legislación le dio un mes para conseguir 33 mil firmas de leoneses dispuestos a dar una copia de su credencia de elector. Las firmas además tenían que ser en todos los distritos electorales de León, es decir de casi todas las colonias. Misión imposible: se trataba de conseguir más de mil firmas diarias. ¿Quién consigue eso? Se necesitaría a todo un ejército de personas, con tiempo y dinero, para lograr las firmas colonia por colonia. ¿Y de dónde saldría el dinero para operar la recolección?

El joven Vladimir Michel Santos hizo hasta lo imposible. Los integrantes de su planilla pusieron mesas de firmas en el centro de León y en varias plazas públicas, recorrieron colonias y barrios, con entusiasmo, pero se toparon con muchos obstáculos.

De entrada, los guanajuatenses ni sabían que ya existan las candidaturas independientes. Los ciudadanos no sabían ni qué era eso. Entonces había que explicarles el cambio en la ley y convencerlos de que debían dar su firma y su credencial de elector.

El nuevo Instituto Estatal Electoral del Estado de Guanajuato nunca hizo promoción sobre las candidaturas independientes y entonces la población ni estaba enterada. Después tenían la presión del tiempo. ¿Por qué les pusieron una fecha límite si todavía no están los candidatos? ¿Lo hicieron acaso para que nadie pudiera lograrlo?

Total que los leoneses consiguieron solo 18 mil 742 firmas.

Lástima muchachos.

De cualquier forma fue un buen esfuerzo.

Ahí queda para el registro.

Ojalá que el esfuerzo de estos ciudadanos sirva para que los señores diputados modifiquen la ley y ahora sí establezcan requisitos viables para conseguir un registro. Aunque a lo mejor es justo lo que los políticos del PRI y del PAN no quieren. Los partidos tradicionales son los que no están dispuestos a permitir una candidatura independiente. Es peligroso.

Lo más lamentable es que los únicos facultados para modificar la Ley son justo los partidos políticos que no quieren a candidatos que surjan de la sociedad sin el impulso de los partidos políticos.

Nos chamaquearon.

http://twitter.com/pccarrillo 

pablo.carrillo@milenio.com