Reporte de inteligencia

Los candidatos tienen problemas con sus equipos de trabajo

Lo que le ocurrió al entrenador Gustavo Matosas en el América fue un problema con el manejo de un grupo de trabajo. Los jugadores del equipo nunca trabajaron de manera coordinada con el entrenador. Nunca entendieron su filosofía de juego y nunca hicieron suyo el proyecto de Gustavo Matosas.

Qué curioso. Eso mismo le pasó a Juan Antonio Pizzi, el entrenador del León. Pizzi llegó a un equipo que extrañaba a su entrenador Matosas. Y el argentino nunca pudo convencer a los muchachos que su idea de juego era la correcta. Pizzi no convenció a sus jugadores. No le hacían caso. Y el resultado fue un desastre.

Los dos entrenadores –tanto Matosas, como Pizzi- tuvieron complicaciones con su equipo. Y ese tipo de problemas suelen tener los líderes cuando integran sus grupos de trabajo, ya sea en el futbol, en una empresa, en un partido político o en una campaña política.

Los dos principales candidatos en León, José Ángel Córdova y Héctor López Santillana, por ejemplo, deben cuidar sus equipos de trabajo para que no les pase lo que a Matosas y a Pizzi. Los dos candidatos traen sus propios problemas.

José Ángel Córdova está trabajando con un equipo que no es suyo. De hecho él venía trabajando con una filosofía tipo PAN y ahora está con el PRI. Los usos y costumbres de sus colaboradores son diferentes a los suyos. Y ahí no conoce a nadie. Córdova está solo. El candidato debe integrar bien al equipo, mandar los mensajes correctos y trabajar en el espíritu de grupo para alcanzar el objetivo.

Héctor López Santillana, por su parte, trae sus propios problemas. Varios de sus colaboradores, como Carlos Medina y Luis Ernesto Ayala, tienen su fuerza en el PAN y quieren imponer a los colaboradores de la campaña. Ahí todos quieren meter mano. Héctor debe manejar de manera correcta los grandes liderazgos de sus síndicos para poder tomar las decisiones correctas. Tiene que integrarlos al grupo y darles juego, para que a la vez todos sientan como suyo el proyecto.

No está fácil para ninguno de los dos. Ni Córdova, ni Héctor López, han encontrado la fórmula para operar a sus equipos de manera eficiente. Ojalá que no les pase lo que a Pizzi en el León y a Matosas en el América cuyos equipos de trabajo no funcionaron.

http://twitter.com/pccarrillo 

pablo.carrillo@milenio.com