Reporte de inteligencia

Nos asusta el Código Rojo

Aquí no opera el Código Rojo.

El simple nombre, Código, Rojo, les causa frío. Las autoridades estatales no han querido implementarlo en Guanajuato, aún cuando en otros estados, como Jalisco y Nuevo León, operaba desde hace cuatro años de manera eficaz.

El Código Rojo es una estrategia de seguridad para reaccionar en casos de emergencia. Es una señal de alerta que obliga a una serie de acciones de parte de los tres niveles de Gobierno para actuar de manera coordinada y rápida en momentos de crisis.

El viernes pasado, 1 de mayo, Jalisco accionó el Código Rojo para atender los narcobloqueos del Cártel de Jalisco Nueva Generación en Guadalajara. Acá en Guanajuato, el mismo día, con bloqueos similares, no se activó ninguna señal de alerta. Allá todas las corporaciones sabían qué hacer y cómo reaccionar. Acá se improvisó la estrategia de reacción.

Nos hace falta un Código Rojo.

Aunque parece que las autoridades guanajuatenses no quieren entrarle. En lugar de activar un Código Rojo dicen que mantienen una sesión permanente del Consejo de Seguridad, pero no es lo mismo.

El Código Rojo obliga a mantener a todos los policías municipales, estatales y federales en funciones (sin descansos, ni turnos), hacer vigilancia en las calles de manera permanente para hacer sentir la presencia del estado y establecer un mando único para tomar decisiones. No hay que confundir.

El Código Rojo es una acción de prevención y alerta. No es el reconocimiento de que las autoridades de seguridad están en fallando. El Código Rojo es una acción positiva, no negativa. Acá da la impresión de que piensan que instalarlo significaría el reconocimiento de que estamos mal en seguridad.

Eso no es cierto.

Tenemos que discutir con seriedad si como estado le entramos o no a esta estrategia que opera en varios estados de México de manera eficaz. Hay que instalarlo. Y así estaremos listos para cuando venga una emergencia (como la del viernes pasado). A lo mejor nunca tenemos una emergencia –esperemos que así sea–, pero debemos estar listos por si en algún momento ocurre. Más vale prevenir.

http://twitter.com/pccarrillo 

pablo.carrillo@milenio.com