Reporte de inteligencia

¿Deben aplicar todo el peso de la ley a los vándalos?

Hoy deben resolver la situación jurídica de los vándalos que atacaron el Wal-Mart y el Scotiabank en León. La duda es: hay que aplicarles todo el peso de la Ley o hay que dejarlos en libertad.

Si se aplica la Ley como es los muchachos no tendrían derecho a fianza y deberían quedarse en prisión a encarar las acusaciones. Pero desde luego que los muchachos no son delincuentes comunes, sino que son jóvenes que de alguna forma estaban protestando por el gasolinazo y el orugazo. Entonces los muchachos rebeldes deben ser acusados como criminales o como inconformes sociales. No está tan sencillo.

Los jóvenes actuaron como vándalos, pero tenían de cierta forma, una causa: la molestia por el incremento de la gasolina y de la oruga. Si el Gobierno no hubiera incrementado la gasolina, ellos jamás hubieran hecho algo semejante.

Y solo basta ver quiénes son los 43 detenidos para entender el problema. La mayoría de ellos vivían en las colonias cercanas de Wal-Mart, en la Azteca, en la María Dolores, en Rinconada del Sur, en el barrio de San Miguel. Es decir que los muchachos vieron la convocatoria en Internet y decidieron sumarse al ataque, saliendo de sus casas. Se animaron a participar porque les quedaba cerca.

Y luego la mayoría de ellos eran menores de edad. Jovencitos entre 16 y 17 años que suelen andar en las redes sociales y que habían visto demasiados videos de ataques en el país. Es probable que los muchachos pensaran que estaban haciendo un acto de justicia o de protesta legítima, aunque en realidad cometieron delitos como daños en propiedad ajena.

A ver como resuelve el caso el Poder Judicial. En total son 19 jóvenes consignados. A partir de hoy, el juez deberá decidir si son culpables o inocentes. Hoy podrían quedar formalmente presos o ser liberados. De entrada, la Procuraduría de Justicia decidió acusarlos de asociación delictuosa y no solo de daños, con la intención de dejarlos en prisión.

Desde luego que los 19 detenidos no son delincuentes, ni criminales, pero participaron en una protesta y cometieron delitos. ¿Entonces merecen o no estar en la cárcel?