Reporte de inteligencia

Estamos ansiosos por arrancar campañas

Los candidatos están ansiosos.

Ya tienen varias semanas designados para competir y todavía no pueden hacer nada. Y menos ahora que el Instituto Nacional Electoral emitió un documento en el que prohíbe asistir a los eventos públicos.

La reforma es confusa e injusta.

Un regidor actual de un Ayuntamiento puede seguir asistiendo a eventos públicos mientras que un competidor que no tiene cargo no puede hacer nada. Es decir que los chapulines tienen ciertas ventajas. Los que son diputados todavía aparecen por ahí dando entrevistas, sin hablar de campañas, y los demás no pueden.

Los tiempos electorales desconciertan a todos. Las campañas para las alcaldías durarán solo dos meses, pero todavía falta un mes para arrancar. ¿Y qué harán mientras tanto?

Los candidatos están como leones enjaulados. Encerrados en sus casas de campaña, desesperados, con ganas de salir al ruedo. Los candidatos ya quieren medirse afuera. Ya quieren salir a un mitin, pedir el voto, gritar en la plaza pública, subir sus anuncios y spots a las redes sociales.

En Nuevo León, por ejemplo, ya arrancaron las campañas por la gubernatura. Los candidatos ya están pidiendo el voto. Y aquí estamos a la espera, con incertidumbre, con muchas dudas sobre la reforma, con interpretaciones diversas sobre la ley.

Los candidatos sí están ansiosos. Los dirigentes partidistas están ansiosos.

Los funcionarios electorales, igual. Los promotores del voto, mueren de ganar de operar. Los funcionarios de casilla, están ansiosos. Los ciudadanos estamos ansiosos. Todos estamos ansiosos. 

http://twitter.com/pccarrillo 

pablo.carrillo@milenio.com