Reporte de inteligencia

El año de los ilusos y los desilusionados

Este año, aplica con precisión la frase de Manuel Gómez Morín que dice: “Que no haya ilusos, para que no haya desilusionados”.

El punto es que este año hay muchos ilusos.

El diputado federal, Juan Carlos Muñoz quiere ser presidente municipal de León. Y el diputado Diego Sinhué Rodríguez sueña con el mismo cargo. Y Héctor López Santillana, también la quiere. Y Éctor Jaime Ramírez Barba no se descarta. Y Humberto Andrade sueña con lo mismo desde hace varios años.

Pero esos solo son los tiradores para la Alcaldía de León.

Ricardo Sheffield quiere ser diputado local.

Mayra Enríquez le tira a la Alcaldía para ver si cae como diputada.

Y Lupe Vera sueña con ahora sí ser Alcalde.

Y Miguel Ángel Salim no quiere aceptarse muerto.

Y el regidor Javier Ayala quiere ser diputado. Y el regidor Alejandro Arena, pide que no lo descarten. Y Martha Hernández cree que ya le toca una diputación.

Y los diputados locales, quieren ser diputados federales. Daniel Campos peleará por una diputación federal. Y Javier González Saavedra sueña con lo mismo (¿es un recorrido natural o no?). Y Juventino López no ve mal una diputación federal. Y la senadora Pilar Ortega quiere ser gobernadora. Y el diputado Alfonso Ruiz Chico quiere ser alcalde de Irapuato.

Y lo mismo ocurre en el PRI.

El secretario del Ayuntamiento, Martín Ortiz, quiere ser el próximo alcalde de León. Y el tesorero Roberto Pesquera, podría ser diputado. Y el síndico Eugenio Martínez quiere gobernar los últimos 6 meses de la administración de Bárbara Botello. Y el regidor Aurelio Martínez también quiere ser el alcalde interino. Y el regidor Alejandro Korhauser quiere ser diputado. Y Beatriz Manrique podría ser diputada. Y la misma Bárbara Botello quiere ser diputada local y luego gobernadora. Y el diputado Adrián Camacho quiere ser alcalde de Guanajuato. Y la delegada de Sedesol, Claudia Navarrete, desea ser alcaldesa de Irapuato.

Está bien, tienen derecho a soñar.

Por su militancia y por su trayectoria, nadie les puede quitar la aspiración legítima a un buen cargo.

Pero la complicación es que los huesos no alcanzan para tantos aspirantes. Son demasiados suspirantes. Son muchos soñadores y pocas oportunidades. En la lógica del fundador del PAN, Manuel Gómez Morín: Hay muchos ilusos, entonces habrá muchos desilusionados.

http://twitter.com/pccarrillo