Reporte de inteligencia

Zapateros, a la ofensiva

El Congreso Mundial del Calzado deja varias reflexiones en León.

Una de las más importantes es que debemos ir a la ofensiva.

Los zapateros deben jugar al ataque y no a la defensiva.

A veces no mostramos determinación por múltiples factores. Por desconocimiento, por falta de información, por falta de atrevimiento, por no querer asumir riesgos. Pero ahora los testimonios del Congreso Mundial del Calzado –organizado por la Confederación Europea de la Industria del Calzado-, demuestran que hay que tomar riesgos, entrar a territorios peligrosos, con el propósito de avanzar.

Hay varios ejemplos del atrevimiento. Los mismos zapateros de Hong Kong ahora están poniendo fábricas de calzado en Etiopía, África. Los productores de España, están vendiendo hasta el 30 por ciento de sus productos a través de Internet –sin que los clientes puedan probarse los pares-. En la India, el 50 por ciento de los empleados del calzado, son mujeres porque se han dado cuenta que es mejor. En Suecia el costo por hora de un trabajador es de 30 dólares (en México es de 3.7 dólares), y aún así, es negocio. Y algunos fabricantes de Italia instalaron plantas en Kosovo, una zona devastada por la guerra y han sido un éxito.

Lo importante es tomar decisiones. Ser atrevidos. Hacer las apuestas.

El mercado del calzado del mundo, está dominado por China, pero eso qué importa. Hay que pensar en seguir creciendo. El mundo consume 22 mil millones de pares de zapatos al año, de los cuales 14 mil millones son fabricados por los chinos. El segundo fabricante del mundo es la India, país que produce 2 mil millones de pares cada año y el tercero es Brasil con 900 millones de pares. Después sigue Vietnam con 800 millones.

Ahí León ya pesa a nivel regional y mundial. En León se fabrican 180 millones de pares por año, es decir el 1.2 por ciento del consumo total. La cifra es interesante. Pero tenemos que ir por más. Hay que ver hacia el futuro. Tenemos que pensar que es apenas el comienzo de una gran oportunidad. Y como lo dice un buen amigo zapatero de León, quien tiene una frase muy optimista: “Mientras las personas sigan naciendo con pies, habrá oportunidades para los zapateros de León”.

http://twitter.com/pccarrillo 

pablo.carrillo@milenio.com