Reporte de inteligencia

El Youtube modifica los hábitos de entretenimiento en León

Vi una larga fila de personas en el centro de León y pensé que era del programa Oportunidades. No era así. Era una fila para comprar boletos para ver a un tal Sebastián Villalobos, un jovencito de Colombia que es una estrella de Youtube.

No es posible, pensé.

Una fila de casi 300 personas, en el centro de la ciudad, para conseguir un boleto y conocer a este chico famoso de Youtube que viene el 18 de octubre. El jovencito cobra. Cada boleto cuesta 220 pesos en zona VIP y 150 pesos en general.

El consumo de entretenimiento está cambiando.

Ese chico no canta, ni baila, ni sale en la televisión, ni hace telenovelas. Es un muchacho que hace un video por semana, en Colombia, sobre temas de la vida cotidiana y sobre su vida, sobre sus hermanos, sus amigos, sus novias, sobre los besos, los piropos –todo de manera simple y divertida-, y lo sube a red. El efecto es impresionante. Tiene seguidoras en todo el Continente, incluido León.

“Me gusta mucho. Yo lo quiero ver”, dijo la jovencita Ariadne Arellano, quien estuvo 6 horas formada en la calle José Alvarado –a la vuelta del Arco de la Calzada-, con tal de conseguir un boleto.

“Sebastián Villalobos es muy guapo. Es mejor que Luisito Rey y que Werevertumorro. Yo lo veo cada semana”, platicó Natalia Arellano, una chica que fue de las primeras en llegar al café en donde venden los boletos.

La fila era impresionante.

Hasta un policía llegó en patrulla a investigar qué es lo que estaba ocurriendo en ese lugar, sin entender el fenómeno Youtube.

Entonces me metí a Youtube y busqué sus videos. Son algo bobos y sencillos, pero tienen producción. Tienen ritmo y son dinámicos. Me sorprendí cuando vi que tiene 642 mil 867 suscriptores.

Sebastián Villalobos es un fenómeno en su canal de Youtube. Nunca ha salido en Televisa, ni en TvAzteca, ni en ninguna televisora. Aún así, es muy popular en Colombia, en Argentina, en Ecuador, en Centroamérica, y en México, y por supuesto que en León. En México ya estuvo en el DF, en Puebla y en Guadalajara, y cobra por presentación.

Y Sebastián Villalobos no es el único. Hace unos días, hubo una larga fila en Altacia para ver a Mario Bautista, un chico que hace vines para Youtube. Las chicas se formaron para saludarlo. Y por ahí también está Loligo, Yuya, Los Tres Tristes Tigres y El Pulso de la República, las nuevas estrellas youtubers o videoblogueros.

Qué está pasando con el consumo de entretenimiento y de información.

El Youtube, el Facebook, el Twitter, pueden crear a nuevos monstruos públicos que hacen gira como si fueran cantantes o actores, aunque sólo habitan en Youtube, ese mundo extraño donde están archivados los videos de casi todo lo que ocurre y que amenaza con meterse cada vez más a nuestras vidas.

http://twitter.com/pccarrillo 

pablo.carrillo@milenio.com