Reporte de inteligencia

Vino la inversión, sigue la educación

Los norteamericanos hablan del modelo de educación y capacitación de la ciudad de Chongqing, China.

Ahí están trabajando, como en pocas regiones, para preparar a los jóvenes para las empresas. En la ciudad han construido 56 universidades con carreras afines a la industria y 60 especialidades relacionadas con la producción local.

En los centros de formación y entrenamiento hay 70 mil estudiantes en preparación. Han creado mil centros de investigación. Y han construido 356 escuelas secundarias vocacionales, con carreras técnicas ligadas a las empresas que han crecido en la región.

Chongqing es un modelo. Es una ciudad de 5 millones de habitantes que tiene zonas especiales creadas por la República Popular China donde se fomenta la inversión extranjera directa (son áreas de desarrollo tecnológico y económico).

Guanajuato tendría que aprender de ciudades como Chongqing, si es que quiere que la inversión de empresas extranjeras no termine siendo sólo un tema de empleos, sino que debe ser la oportunidad de capacitar a los guanajuatenses para competir.

La educación es el tema que sigue.

Primero era la inversión. Pero ahora es la educación para aprovechar la inversión.

En Guanajuato ya hay 28 centros de capacitación, en donde dan cursos para trabajadores, pero sólo hay cinco centros tecnológicos (Silao, Irapuato, Celaya, Valtierrilla y San Pancho). A la vez, se ha incorporado la educación dual para jóvenes de preparatoria, pero eso no será suficiente. El Gobierno del Estado y los municipios deben trabajar para preparar a los jóvenes para que puedan ser competitivos en la industria. Y además las autoridades deben garantizar que en la región hay mano de obra calificada. Hay que hacer algo semejante a esa ciudad de China que es modelo en Estados Unidos. Todos los caminos conducen a Chongqing.

pablo.carrillo@milenio.com

http://twitter.com/pccarrillo